Despliega el menú
Aragón

El club negocia con Hacienda una revisión del convenio singular

En segundo término, analiza acudir a un crédito para cerrar la deuda histórica.

Christian Lapetra, presidente del Real Zaragoza, charla con Fernando Sainz de Varanda, vicepresidente.
Christian Lapetra, presidente del Real Zaragoza, charla con Fernando Sainz de Varanda, vicepresidente.
Oliver Duch

Las tensiones de tesorería por las que atraviesa el Real Zaragoza han conducido al Consejo de Administración a tomar en las últimas semanas diversas decisiones tendentes a mejorar la situación de caja del club, ahora mismo ajustada y estrecha. La medida más relevante en este sentido pasa por rebajar una de las obligaciones de pago anuales más significativas: los 4,6 millones de euros que se satisfacen a la Agencia Tributaria por la denominada deuda histórica.

Esta partida sola absorbe una considerable parte del presupuesto anual de la sociedad anónima deportiva aragonesa, que el pasado ejercicio estuvo situado en torno a 14 millones de euros. Con el fin de reducir la importante salida de caja que implica hacer frente a esta obligación (pactada con la Agencia Tributaria en enero de 2015 y firmada en el correspondiente convenio singular), el Real Zaragoza ha solicitado formalmente a la administración tributaria una revisión de dicho convenio singular. La idea básica por parte de la entidad deportiva es que los pagos anuales por razón de este débito sean más llevaderos; es decir, resulten menos gravosos para los actuales flujos de caja.

Desde que la Fundación Zaragoza 2032 entró en el accionariado del Real Zaragoza, el club ha abonado 12 millones de euros a Hacienda por este concepto. Por las obligaciones fiscales corrientes, ha pagado otros 18 millones de euros.

De manera previa a la petición formal del Real Zaragoza de la revisión del convenio singular, la Agencia Tributaria solicitó al club una ampliación de la cláusula suspensiva del cumplimiento del convenio de acreedores, medida que, en términos prácticos, logró recientemente.

La juez titular del juzgado Mercantil número 2 de Zaragoza, Mari Carmen Villellas, aprobó la modificación de convenio solicitada por la entidad deportiva, una vez que obtuvo las adhesiones necesarias, según prevé la Ley Concursal para estos casos.

Otra medida que estudia el Consejo de Administración es liquidar en un solo acto los 20 millones de euros de deuda fiscal histórica que a esta fecha está viva. Para obtener esta importante suma de numerario -20 millones de euros-, los consejeros de la sociedad anónima deportiva han emprendido negociaciones con diversas entidades de crédito, para, al final de este proceso, firmar un crédito sindicado a largo plazo. Los vencimientos por amortizaciones e intereses de este préstamo sindicado (ahora todavía hipotético) tendrían que desahogar en todo caso las exigencias de caja.

De acuerdo con las fuentes consultadas, el Real Zaragoza querría situar estos pagos en torno a un montante de 1,6 millones de euros anuales, frente a los 4,6 que debe desembolsar en la actualidad para satisfacer la referida deuda fiscal histórica con Hacienda.

Los bancos con los que se está en negociaciones han atendido los planteamientos trasladados a este respecto por el club y han mostrado predisposición a llevar adelante la operación, dadas las mejoras de balance y cuenta de resultados que ha generado la gestión de los actuales rectores.

Para aliviar la situación de estrecheces de tesorería del club están descartadas por el momento otras alternativas, como podría ser, por ejemplo, la incorporación al accionariado de otros socios capitalistas. Tampoco se contempla a corto o medio plazo la venta del club a fondos de inversión interesados en entrar en el fútbol español o a capitales extranjeros que también buscan una vía de acceso al balompié de nuestro país. Es voluntad de los actuales propietarios del Real Zaragoza que el accionariado de la sociedad anónima deportiva siga en manos de capital aragonés y no se emprendan otras derivas.

Etiquetas
Comentarios