Despliega el menú
Aragón

El Ayuntamiento paga a la empresa del Bizi 404.700 euros tras perder 13.000 usuarios

ZEC acepta el pago por no llegar a los 39.000 abonados previstos en la ampliación del servicio de 2011. Acuerda duplicar en los próximos tres años el número de bicicletas y estaciones.

Una usuaria del servicio Bizi, en el Coso de Zaragoza, junto al trazado del tranvía.
Una usuaria del servicio Bizi, en el Coso de Zaragoza, junto al trazado del tranvía.
Oliver Duch

El gobierno municipal de ZECacordó ayer indemnizar a la concesionaria del servicio Bizi de bicicletas de alquiler de Zaragoza, la empresa Clear Channel, con 404.713,74 euros para compensar el déficit de usuarios de 2016, dado que ha perdido más de 13.000 abonados desde 2011. La decisión, que si no mejora la situación habrá que volver a adoptar en los próximos ejercicios, se tomó en paralelo al inicio de los trámites para duplicar el número de bicicletas y de estaciones en 2019.

El desembolso económico se aprobó tras una solicitud de la empresa, que alertó de "una pérdida progresiva" de abonados, con lo que no se podía cumplir el plan económico financiero aprobado en 2011 tras la ampliación del servicio con 300 ‘bizis’ y 30 estaciones. En la actualidad, el sistema tiene 1.300 bicicletas y 130 estaciones.

Sentencia del TSJA

Según la concesionaria, el Ayuntamiento se comprometióen 2011a cubrir el déficit del servicio en el caso de no alcanzarse los 39.000 usuarios fijados como referencia en el acuerdo de ampliación. En este sentido, Clear Channel insiste en que el motivo de la caída del número de abonados es la sentencia dictada por el TSJA y ratificada por el Supremo que restringió el uso de la bicicleta en las aceras y redujo, siempre según el criterio de la concesionaria, el número de abonados.

Según Clear Channel, se ha producido "un grave quebranto económico" por una causa "sobrevenida e imprevista" que necesita de compensación económica por parte del Consistorio zaragozano. Esgrime una encuesta en la que las dos principales causas de que los abonados se den de baja son la falta de uso del servicio (43,11%) y el cambio de la normativa que prohíbe circular por cualquier zona peatonal (26,53%).

El Bizi, que pasó de los 15.458 usuarios en 2008 a 38.732 en 2011, ha sufrido una evolución negativa desde entonces. Según explica el Ayuntamiento en su acuerdo de gobierno, la cifra se mantiene más o menos hasta que en abril de 2014 se hace pública la sentencia. De hecho, indica que hay ?"dos bajas significativas" en los días posteriores a la publicación de la noticia.

"Desde esas fechas ha continuado la pérdida de abonados, dada la inseguridad jurídica que generó dicha sentencia", admite el informe del gobierno. En 2014 se contabilizaron 33.628 usuarios, en 2015 hubo 28.005 y la estimación para el cierre de este ejercicio es de 25.682 (el 27 de noviembre había 25.832). Como el déficit respecto a los 39.000 previstos es de 13.318, se multiplica por la tarifa anual para fijar la compensación. Para alcanzar la cuantía final se han deducido 72.000 euros vinculados a la reducción de costes materiales y de personal de mover las bicicletas.

El acuerdo rubricado con la empresa implica que, además del pago de la indemnización de 404.713,74 euros, los criterios aplicados se mantendrán en futuros ejercicios, dado que la concesión vence en 2023. Por último, la empresa renuncia a que se compense el déficit de explotación de los años anteriores.

Más estaciones y bicicletas

Además de indemnizar a la empresa, ZEC anunció la ampliación del servicio para los próximos años. Solicitó un informe a la Junta Consultiva de Contratación Administrativa de Aragón, dado que se produce una modificación del contrato. El objetivo, según explicó la concejal de Movilidad, Teresa Artigas, es alcanzar las 2.500 bicicletas y 250 estaciones en 2019. La concejal de Movilidad, Teresa Artigas, no avanzó todavía los barrios a los que llegará el servicio, aunque explicó que se debe extender como "una mancha de aceite".

La ampliación se produciría por fases, a razón de400 bicicletas y 40 estaciones al año. El presupuesto para 2017 sería de 1,8 millones de euros. Además, señaló Artigas, se producirán algunas mejoras, como la mejora del horario, que solo se interrumpirá de 2.00 a 5.00. También se modificará el teléfono de atención al cliente, que tendrá el prefijo 976 en lugar del 902 actual.

Etiquetas
Comentarios