Despliega el menú
Economía
Suscríbete

LO DICE UN ESTUDIO

Zaragoza pierde más empresas que empleos, según la Cámara

De septiembre de 2008 a marzo de 2009, el número de compañías cayó un 12% frente al 7% del empleo.

Un estudio de la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza revela que en el último año han desaparecido un 12% de las empresas, mientras que la ocupación se ha recortado en un 7%. Son, según este informe, los autónomos quienes sufren "el mayor impacto de la crisis económica", ya que el fuerte descenso en el número de autónomos (-22%) ha provocado que la mortandad empresarial (-12%) sea superior a la caída de la ocupación (-7%) en el semestre analizado (de septiembre de 2008 a marzo de 2009).

 

El número promedio de empresas en Zaragoza durante los últimos años ha sido de 77.000, de las que unos 41.000 eran autónomos, alcanzándose en septiembre de 2008 el máximo histórico, con 47.924. Pero sólo seis meses después, en marzo de 2009, el colectivo de autónomos de la provincia se había reducido en casi 10.500, hasta un total de 37.460 personas.

 

Los autónomos zaragozanos se concentran en el epígrafe de comercio, hostelería y reparaciones, con el 39% del colectivo y a continuación, figura el capítulo de la construcción, con el 22%, seguidos del sector financiero, asegurador y de servicios a empresas (14%) y el transporte (12%). La construcción ha sufrido la mayor destrucción de autónomos en el semestre estudiado, el 39%, lo que supone casi 5.000 menos en dicha rama de actividad, y a continuación se sitúa comercio, hostelería y reparaciones, con la pérdida de unos 3.000 autónomos (-18%). Las actividades financieras y de seguros perdieron 900 profesionales (-12%), mientras el transporte se dejó 665 (-12%).

 

A partir de estos datos, la Cámara recuerda que los autónomos son una de las bases del tejido productivo del país y alerta de la necesidad de adoptar medidas anticrisis específicas para su actividad ante el número de bajas registradas. Entre ellas, el fraccionamiento de los pagos a Hacienda, el acceso a fuentes de financiación preferente, la reducción de la presión fiscal, el recorte de los plazos de cobro a 30 días, la mejora de la protección social de los autónomos y el apoyo específico al pequeño comercio.

Etiquetas