Despliega el menú
Economía
Suscríbete

EMPRESAS PÚBLICAS

Zapatero sigue la estela de Rodrigo Rato y estudia más privatizaciones

El Gobierno analiza varios informes del Consejo Consultivo de Privatizaciones sobre estaciones de tren, reguladores y televisiones.

La lucha contra el déficit público y la necesidad de contener el embate de los mercados ha llevado al Gobierno a destapar la caja de las privatizaciones. Un modelo más bien alejado de los predicados tradicionales socialistas y que desde la corriente vendedora del Ejecutivo de Aznar, personificada en su ministro de Economía, Rodrigo Rato, apenas se había utilizado en España.

A las recientemente anunciadas ventas del 49% de Aena y del 30% de Loterías y Apuestas del Estado (LAE) se podrían sumar en breve otras operaciones. El Gobierno ha solicitado, y tiene ya sobre la mesa, varios informes sectoriales del Consejo Consultivo de Privatizaciones (CCP), el organismo encargado de asesorar a La Moncloa sobre los procesos liberalizadores y que, una vez completados, se ocupa de analizar si han cumplido con los preceptivos principios de publicidad, transparencia y libre concurrencia. El CCP compara experiencias internacionales y propone al Ejecutivo varias alternativas.

Entre 1996 y 2009, el Estado vendió 69 empresas públicas por las que obtuvo 33.949 millones. Sólo las operaciones anunciadas sobre Aena y LAE reportarán otros 14.000 o 15.000 millones, a los que se sumaría el dinero que pueda surgir de las ventas que se preparan ahora. Entre los informes con que cuenta el Ejecutivo destaca uno centrado en las estaciones ferroviarias, verdaderos núcleos comerciales situados normalmente en pleno centro de las ciudades y que ofrecen un enorme abanico de posibilidades comerciales. Adif gestiona el desarrollo no ferroviario de las estaciones a través de una empresa denominada Vialia.

Esta compañía se perfila como la protagonista de eventuales desarrollos comerciales de la mano de la iniciativa privada, tanto en instalaciones grandes como Atocha (Madrid) o Sants (Barcelona) como en otras ciudades de tamaño medio o, incluso, pequeño.

Urbanismo y ferrocarril

Además, el Ministerio de Fomento tiene casi ultimado un plan estratégico de transporte de mercancías por ferrocarril en el que los operadores privados jugarán un papel clave. El gabinete de José Blanco, ahora responsable de las políticas de Vivienda, estudia un buen número de actuaciones urbanísticas basadas en la colaboración público-privada en los muchos terrenos de Renfe y Adif . El tren será uno de los ejes principales de la política liberalizadora del Gobierno, que analiza también todas las posibilidades para la concesión a operadores distintos de Renfe de líneas o corredores de transporte de viajeros.

En el segmento aeroportuario, para el que se ha anunciado sin demasiada concreción el inicio de la liberalización en 2011, aún hay mucho por hacer. El último informe específico del CCP sobre este asunto, que se suma a uno ya entregado en 2007, señala que sería «deseable» que los cambios se orienten hacia la «competencia ente los aeropuertos como instrumento generador de incentivos para la mejora de la eficiencia».

El organismo pide «el fomento progresivo de la gestión privada, incluyendo la gestión de los riesgos comerciales y financieros». Lo anunciado por el Gobierno ha disparado la alarma entre los sindicatos de Aena, que temen un empeoramiento de sus condiciones.

Junto a esto, el Consejo Consultivo de Privatizaciones ha puesto en manos del Ejecutivo otro análisis sobre las televisiones públicas. El CCP cree necesario realizar una cuantificación exacta de las compensaciones por la prestación de ese servicio público y mejorar los sistemas de supervisión y control externo.

El último informe del CCP incluye también una reseña sobre la colaboración público-privada; un modelo por el que Fomento apuesta para sacar adelante obras que no puede afrontar por la impuesta austeridad presupuestaria.

Etiquetas