Economía
Suscríbete

HUELGA ENCUBIERTA

Los controladores deciden hoy si van a la huelga

El presidente confía en que si hay movilizaciones "tengan el menor impacto posible para la temporada turística". Unos 1.800 trabajadores deciden hoy si apoyan o no la protesta.

Un controlador observa la llegada de un avión desde la torre de control de La Gomera.
Los controladores deciden hoy si van a la huelga
CARLOS GONZáLEZ/EFE

león. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, confío ayer en que no haya huelga de controladores aéreos y menos aún "paros extraños", en el sentido de "falta de personas que no van a trabajar por unas u otras circunstancias", que no quiso entrar a juzgar.

El presidente del Gobierno, que inauguró ayer en León un centro de alto rendimiento de atletismo, afirmó que espera que no haya huelga y que si la hay confía en que el impacto sea el "menor posible para la temporada turística". En este caso, se mostró seguro de que el Ministerio de Fomento arbitrará las "medidas adecuadas" para afrontar esta situación.

"El Gobierno prefiere que no haya huelga, pero lo que menos prefiere de todo es que haya paros extraños", dijo Zapatero, que reiteró que "si hay una situación dentro de la legalidad, que no la queremos, que no está justificada, siempre será más abordable que situaciones, digamos, extrañas, de falta de personas que no van a trabajar por unas u otras circunstancias, que no voy a juzgar".

Asamblea

Será hoy cuando unos 1.800 controladores decidirán en asamblea si van a la huelga o no en protesta por las decisiones del Gobierno de aprobar, el pasado viernes, un real decreto sobre las jornadas y el descanso que debe realizar este colectivo.

El portavoz de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), Daniel Zamit, indicó ayer que el real decreto es "una provocación" y que se une a las otra medidas adoptadas por el Gobierno que están causando que la "gente esté descorazonada".

A juicio de Zamit, se nota que "no hay un deseo por parte de Aena de encontrar una solución a las negociaciones del convenio", ya que "no solo no avanzamos en la mesa, sino que además aparecen medidas como la del viernes".

Desde el sindicato se considera que se ha estado "jugando" con ellos, y que todo lo que se ha vivido en las últimas semanas, incluso en las negociaciones, "ha sido una farsa".

Los controladores también se muestran dolidos por las acusaciones de que "hemos hecho huelgas encubiertas en las últimas semanas", en las que por el elevado y repentino número de bajas médicas del colectivo, Fomento pidió la intervención del fiscal general de Estado, Cándido Conde-Pumpido, por si había delito.

"Salvar la dignidad"

Posteriormente, a un 66,34% de los controladores que se ausentaban del trabajo por estar de baja médica se les dio de alta tras pasar la revisión médica. Ante ello, el citado portavoz justifica que la única vía posible para "salvar la dignidad" de los controladores es la convocatoria de una huelga, si la Asamblea Nacional la aprueba.

USCA ha convocado a la Asamblea Nacional de los controladores, es decir, que los trabajadores se reúnan en sus diferentes centros de trabajo, para "debatir y votar" si se va a la huelga o no.

Los principales centros de trabajo son Madrid, donde desempeña su labor una plantilla de 400 controladores; Barcelona, unos 300; y las Islas Canarias, con 200.

Según explicó el portavoz de USCA a lo largo del día se debatirá y votará, y a continuación se comunicarán los resultados a la central del sindicato que se encuentra en Barcelona, y una vez conocidos estos, será la Junta Directiva quien tome la resolución.

El ministro de Fomento, José Blanco, ya anunció que si los controladores convocan huelga, "de acuerdo con la ley" se establecerían los servicios mínimos para garantizar el funcionamiento de los aeropuertos. Sin embargo, apuntó que para "situaciones excepcionales", los ministerios de Fomento y de Defensa han llegado a un acuerdo para que controladores aéreos militares puedan "garantizar el interés general".

Etiquetas