Despliega el menú
Economía
Suscríbete

AFIRMA QUE ES EL PAÍS CON MAYOR CAPACIDAD DE CRECIMIENTO

Zapatero: "España tiene el sistema financiero más sólido del mundo"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó este miércoles que el objetivo de su Gobierno es superar a Francia en renta per cápita "en tres o cuatro años" y subrayó que en cuatro años España ha reducido su distancia con Alemania en este capítulo de 16 a 6 puntos.

Así se pronunció durante un encuentro en Nueva York ante una treintena de directivos de multinacionales con origen en Estados Unidos con intereses en España, organizado por la Cámara de Comercio americana en España. Antes de someterse a las preguntas de los empresarios, Zapatero les expuso su visión de la situación económica en España, con el objetivo de presentarles las oportunidades que presenta este país.

España se ha convertido en los últimos 15 años, afirmó, en el país "con más capacidad de crecer económicamente", siendo la octava potencia económica del mundo en función del Producto Interior Bruto (PIB), gracias a que ha crecido a una media del 3,7% en los últimos 14 años.

Berlusconi se deprime con España

 

Estos 14 años de crecimiento continuado ha permitido a España dar un "salto muy importante" en renta per cápita, que le ha llevado a superar la media europea y a Italia en este punto, "cosa que por otro lado deprime mucho al primer ministro Berlusconi", bromeó.

El objetivo del Ejecutivo español es además -continuó-- superar a Francia en renta per cápita en "tres o cuatro años", a pesar de que "esto no lo quiere ni oír mi amigo Sarkozy, pero es así", indicó en alusión al presidente francés. Y remarcó además que si España hace cuatro años se situaba a 16 puntos de distancia de la renta per capita de Alemania, hoy está sólo a seis.

Zapatero reconoció que España ha sufrido un "frenazo" en este crecimiento económico como consecuencia de la crisis financiera internacional que ha afectado sobre todo al sector inmobiliario español, que llevaba registrando un crecimiento "muy fuerte" en construcción de residencias. Dio un dato, en 2006 se construyeron en España el triple de viviendas que Reino Unido y el doble que Francia. Además, quiso dejar claro que en España no existen las hipotecas 'basura'.

Déficit exterior

Junto al frenazo que se ha dejado sentir sobre todo en el sector inmobiliario, (en su opinión en la actualidad hay un "exceso" de este sector) Zapatero admitió que España se enfrenta a otro problema, un "elevado déficit exterior" (10 por ciento del PIB) que viene derivado porque España necesita financiarse con aportaciones del exterior.

Frente a estos dos problemas, el presidente paso a exponer los puntos "fuertes" de la economía española, que, subrayó, "quizás tenga el sistema financiero más sólido de la economía internacional", con un "marco de regulación y supervisión reconocido internacionalmente por su calidad y su rigor".

"Tenemos unos niveles de solvencia y de provisión muy elevados, superiores a cualquier otro sistema financiero de los países con los que nos podemos comparar", aseguró para destacar a continuación el rigor del Banco de España.

Zapatero destacó asimismo la "gran fortaleza del sistema financiero", junto a unas cuentas públicas "saneadas", como demuestra que España haya tenido el mayor superávit después de Finlancia de la UE en 2007, (2,5% del PIB) y una deuda en relación con el PIB del 36%, bastante por debajo de la media europea, que se sitúa alrededor del 60 por ciento. Todo esto deja a España con un "margen fiscal amplio", algo que ha sido posible con una bajada "continua" de los impuestos.

Otra de las fortalezas de la economía española se encuentra en su proceso de "internacionalización". España es la segunda economía más abierta al exterior después de Alemania, con una tasa de apertura del 60 por ciento.

El presidente subrayó que España es líder mundial en distribución de aceite de oliva, además del primer grupo textil de Europa, el segundo productor de arroz y pasta del mundo, el primer operador de parques eólicos del mundo y tiene a la tercera empresa de telecomunicación del mundo, Telefónica.

Zapatero puso como ejemplo de esta internacionalización a Estados Unidos, el primer inversor de España y aseguró a los empresarios estadounidenses que España va a darles "más motivos para que permanezcan e incrementan su presencia" en España. Estados Unidos representa también para España un mercado importante. Una empresa española, por ejemplo, suministra desde hace pocos días la electricidad de la ciudad de Nueva York. "Esperemos que funcione bien, claro", dijo.

Tras su intervención, el presidente se sometió a las preguntas de los empresarios, un coloquio al que no tuvo acceso la prensa, por expreso deseo de los empresarios, según explicaron fuentes de Moncloa.

Al acto asistieron los presidentes de grandes multinacionales con origen en Estados Unidos, como NCR, Dow Chemicals, Merryl Linch, International Flavours and Fragances o Alcoa a vicepresidentes y altos directivos de otras grandes empresas como Boeing, Microsoft, IBM, HP, Pzifer, City Group, Bank of America, General Dinamics, Blackrock, Manpower, Google, Xerox, The Carlyle Groupe, Motion Picture Association of America y Phillip Morris, entre otras.

Estados Unidos es el principal inversor extranjero en España con un stock acumulado de 42.500 millones de euros, por delante de Francia, que con 37.500 millones ocupa el segundo lugar. Las empresas estadounidenses en España tienen una facturación agregada de 70.000 millones de euros, lo que representa el 7,1 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) español, según datos de la Cámara.

Etiquetas