Despliega el menú
Economía
Suscríbete

REFORMA DE LAS PENSIONES

Zapatero dice que la jubilación a los 67 llegará en 2027

El presidente del Gobierno afirmó que lo más grave del año ha sido la pérdida de empleo y el aumento de la tasa de paro y añadió que el objetivo fundamental es entrar en 2011 en la senda de creación de empleo.

Rueda de prensa del presidente del Gobierno
Zapatero: "La economía crecerá de forma débil en el cuarto trimestre"
EFE

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quiere que la jubilación a los 67 años esté totalmente en vigor en 2027, año en el que culminaría un periodo transitorio en el que la edad legal de retiro iría aumentando progresivamente desde los 65 años actualmente en vigor.

En rueda de prensa para hacer balance del año, Zapatero dijo que las recomendaciones para la reforma de las pensiones aprobadas por la comisión de seguimiento del Pacto de Toledo son de "máximo interés" para el Gobierno, pero insistió en que dicha reforma incluirá el retraso de la edad legal de jubilación a los 67 años.

Insistió en que si los cambios normativos se hacen ahora, hay un "margen razonable" para que el retraso de la jubilación sea progresivo y pueda entrar en vigor a lo largo de un periodo transitorio que iría de 2013 a 2027.

Además, recordó que la intención del Ejecutivo es que el aumento de la edad para cobrar una pensión sea flexible en función de los años cotizados y del tipo de trabajo que se desarrolle.

Por otra parte, aseguró que en privado "todos están de acuerdo" en que hay que reformar el sistema público de pensiones y lamentó que esas reflexiones particulares no se traduzcan en una posición pública y en este sentido se refirió expresamente al PP.

Zapatero dijo que la mayoría de líderes políticos le han manifestado en el "diálogo privado" que tienen "clarísimo" que hay que hacer una reforma de las pensiones para garantizar su sostenibilidad en el futuro.

El presidente afirmó que el Gobierno está afrontando este debate con "sentido de la responsabilidad" y por eso espera a cambio la responsabilidad de todos, incluidos los sindicatos, porque cree que los datos demográficos son muy contundentes y hacen "absolutamente necesaria" dicha reforma.

En concreto, se refirió al PP, del que espera que "esté a la altura de las circunstancias" y aseguró que va hacer todos los esfuerzos para que el principal partido de la oposición apoye la reforma de las pensiones -de la misma forma que respaldó los cambios en el sector de las cajas de ahorros, según recordó-.

Además confió en que dicha reforma pueda concitar el mayor consenso posible de las fuerzas políticas y los agentes sociales. En su opinión, si se hace una reforma progresiva como la que propone el Gobierno, "será asumible" para la mayoría de la sociedad española.

"La economía crecerá en el cuarto trimestre del año"

Zapatero ha señalado que la economía española crecerá en el cuarto trimestre del año, si bien indicó que será un crecimiento "lento y débil", por lo que subrayó "que queda por delante una tarea muy decisiva de consolidación y fortalecimiento".

En la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, Zapatero admitió que 2010 ha sido difícil, como ya auguró él hace un año, y subrayó que también indicó que este año se debería dar el paso de la recuperación de la actividad económica, como así ha sido.

El presidente del Gobierno afirmó que lo más grave del año ha sido la pérdida de empleo y el aumento de la tasa de paro y añadió que el objetivo fundamental es entrar en 2011 en la senda de creación de empleo.

Además, aseguró que hay ya datos alentadores sobre la corrección de los desequilibrios de la economía, que se agudizaron con la crisis del sistema financiero.

En este sentido, destacó la reducción a la mitad del déficit exterior, "un factor determinante que pondrá de manifiesto que la economía no recurrirá a medio plazo al ahorro externo para financiarse".

También subrayó la necesidad de reducir el déficit público y resaltó que las medidas de ajuste, "duras y difíciles", se van a cumplir en 2010 y 2011 "con un gran esfuerzo de austeridad, imprescindible para que las cuentas sean viables, solventes y generen confianza a medio y largo plazo".

Zapatero reiteró que "para ganar recuperación y cambiar el modelo productivo con un crecimiento más sólido" son necesarias las reformas estructurales, a las que se ha dedicado buena parte de la acción política este año y también se hará así el próximo.

A este respecto, señaló que la reforma laboral debe desarrollarse en aspectos concretos, "como el de la negociación colectiva que se abordará en los primeros meses del año" y que ha de desplegar sus efectos positivos en favor de una contratación indefinida y de la flexibilidad de las empresas para cuando el crecimiento cobre algo más de intensidad.

Etiquetas