Despliega el menú
Economía
Suscríbete

ACUERDO ENTRE EL GOBIERNO Y LOS AGENTES SOCIALES

Zapatero cree que el pacto ayudará a salir de la crisis

CC. OO. dice que el problema que llevó a la huelga «no está resuelto», mientras Cepyme pide más reformas.

El presidente del Gobierno, el ministro de Trabajo, sindicatos y empresarios firman el acuerdo
Zapatero cree que el pacto ayudará a salir de la crisis
PIERRE-PHILIPPE MARCOU/AFP

Solo faltaba la foto y la rúbrica, después de varias semanas de encuentros e innumerables horas de negociación, para cerrar el acuerdo social y económico alcanzado entre el Gobierno y los agentes sociales. En el salón de Tapices -reservado para los grandes acontecimientos y pactos de Estado-, el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero; el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez; los líderes de los sindicatos, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, y los máximos responsables de los empresarios, Joan Rosell y Jesús Terciado, firmaron al fin un pacto que para el Gobierno supone la «recuperación del diálogo social». «España sabe ponerse en pie y caminar con fuerza», recalcó el presidente.

El discurso del Jefe del Ejecutivo acaparó gran parte de la ceremonia. Tras las breves alocuciones del resto de intervinientes. Zapatero expresó su «más profunda satisfacción» por el pacto y por la reanudación del entendimiento con los agentes sociales. «En este periodo de ausencia de diálogo no ha habido ni un solo día en el que no haya pensado en la urgencia y necesidad de recuperar los pactos sociales», aseguró. Aún así, el presidente no renegó de las medidas adoptadas de forma unilateral, como la reforma laboral o los duros recortes sociales de mayo, aprobados sin tener en cuenta a los representantes de los trabajadores y los empresarios. «Los mejores resultados se alcanzan cuando se trabaja en equipo», explicó el presidente. El objetivo de este gran acuerdo, aseguró, es conseguir la recuperación económica del país, además de tranquilizar y dar seguridad a los mercados. Reveló que había recibido la llamada del presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, para felicitarle por el pacto. Zapatero afirmó que tienen la misma importancia el pacto social firmado y el acuerdo político que buscará durante el trámite parlamentario de este anteproyecto de ley.

«El 2 de febrero no se entiende sin la fecha del 29 de septiembre» (día de la huelga general), explicó el líder de UGT, Cándido Méndez, y señaló que la movilización de entonces sirvió para conseguir el pacto firmado ayer y que la clase trabajadora «no haya caído en la resignación». El secretario general de CC. OO. dijo que el acuerdo «ha merecido la pena», pero recordó que el conflicto que llevó a los sindicatos a la huelga -la reforma laboral- no está totalmente resuelto. Aún así, este acuerdo permite enviar «un mensaje de confianza» a la sociedad, en el sentido de que tiene «capacidad suficiente» para salir de la crisis.

El presidente de CEOE, Joan Rosell, tuvo un recuerdo para su antecesor, Gerardo Díaz Ferrán. El discurso más crítico lo pronunció el número dos de la patronal y líder de Cepyme, Jesús Terciado. Aseguró que los ajustes no son «suficientes» para resolver los «graves problemas» de España.

Baja la prima de riesgo

Después del acuerdo se notaron los primeros síntomas en los mercados. Los inversores parecieron relajarse y el coste del bono a diez años se relajó hasta el 5,15%, mientras su homólogo alemán se situó en el 3,25%. Eso dejó la tan aireada prima de riesgo en 190 puntos básicos. Un nivel desconocido desde principios de noviembre, antes de la crisis irlandesa.

Etiquetas