Despliega el menú
Economía
Suscríbete

EMPRESAS

Yahoo se hunde en bolsa tras la retirada de la oferta de compra de Microsoft

Después de haber cortejado a Yahoo durante tres meses, Microsoft, líder mundial del software, retiró su oferta de compra, desdeñada por Yahoo por juzgar el precio muy bajo.

Yahoo, número dos mundial de la publicidad por internet, se desplomó en bolsa este lunes, después de que Microsoft retirara su oferta de compra, dejando al presidente Jerry Yang en situación difícil ante una asamblea de accionistas que se anuncia tormentosa.

Después de haber cortejado a Yahoo durante tres meses, Microsoft, líder mundial del software, retiró su oferta de compra, desdeñada por Yahoo por juzgar el precio muy bajo.

Microsoft había aumentado a última hora su oferta a 33 dólares por acción, pero los dirigentes de Yahoo no estaban dispuestos a aceptar nada por debajo de los 37 dólares.

Este lunes, la acción de Yahoo caía un 16%, hasta quedar en torno a los 24 dólares. La oferta de Microsoft lanzada el 1 de febrero había disparado el valor desde los 20 dólares a los que cotizaba en el momento de su lanzamiento.

El presidente y fundador de Yahoo, Jerry Jang, y su equipo celebraron la que Microsoft tirara la toalla. Pero esa alegría puede durar poco, puesto que muchos grandes accionistas de Yahoo han empezado de expresar sus quejas y se declaran decepcionados por el fracaso de las negociaciones, dando a entender que habrían aceptado la venta a 34 ó 35 dólares por acción.

Algunos de ellos amenazaron con votar contra la dirección en la próxima asamblea general de accionistas, prevista para julio.

En una entrevista que concedió este domingo al New York Times, Bill Miller, gerente de Legg Masson y segundo accionista de Yahoo, con el 7% del capital, manifestó que si hubiera una oferta firme de 34 ó 35 dólares, la habría considerado. "Habrá mucha presión sobre los dirigentes de Yahoo para obtener (una subida de las cotizaciones) dentro de uno o dos años", apuntó.

Miller instó al grupo a lanzar un programa de compra de sus propias acciones, lo que naturalmente sostendría las cotizaciones.

Otors accionistas se muestran aun más reivindicativos: Yahoo se enfrenta siete demandas contra su primer rechazo de la oferta de Microsoft, el pasado febrero. Erik Jackson, presidente de la sociedad de inversiones Ironfire Capital y de Plan B, un grupo de 140 accionistas de Yahoo, se propone votar contra la actual dirección en la asamblea general y exige un puesto en el consejo de administración.

Jackson ya había presentado una queja en la asamblea de accionistas del año pasado contra el presidente de Yahoo en la época, Terry Semel, reprochándole sus retribuciones elevadas y su mala administración. Semel fue destituido una semana más tarde.

Pequeños accionistas acusan también a Jerry Yang de haber entablado un combate personal contra Microsoft sin tener en cuenta sus intereses. "No creo que Jerry Yang, como fundador ligado emocionalmente al grupo, haya buscado defender mis intereses como accionista", comentó a la prensa Darren Chervitz, codirigente de Jacob Internet Fund, que posee 150.000 acciones de Yahoo.

Ahora Yang tendrá que anunciar lo antes posible una iniciativa impactante, tal como un acuerdo comercial con Google o una alianza con AOL, según los analistas.

En medios económicos también se especula con la posibilidad de que Microsoft vuelva a presentar su oferta aprovechando el malestar de los accionistas. Una parte del mercado apuesta por esa alternativa, lo que hasta cierto punto limita la caída de las acciones de Yahoo.

Etiquetas