Despliega el menú
Economía
Suscríbete

INFORMÁTICA

Windows, al alcance de los dedos

Microsoft presentó ayer la séptima versión de su sistema operativo, que se manejará moviendo la mano en una pantalla táctil. La compañía prevé sacarlo a la venta en todo el mundo a finales de 2009.

Microsoft mostró ayer al fin la versión preliminar del que será su nuevo sistema operativo (SO), tras enfrentarse a las feroces críticas que ha recibido Vista. Se espera que Windows 7 sea mucho más estable y retrocompatible, pero, además, incorporará un nuevo interfaz de control multitáctil. Una opción sin duda útil y llamativa heredada del SO de Apple para el iPhone o del propio Windows Mobile, pero que tendrá en la accesibilidad su gran enemigo.

La compañía escogió la conferencia "D: All Things Digital", organizada por el "Wall Street Journal", para la puesta de largo de Windows 7. Allí, el presidente de Microsoft, Bill Gates, y el consejero delegado, Steve Ballmer, mostraron al mundo la primera versión del SO, que saldrá a la venta a finales de 2009. En una reunión distendida con la prensa, Gates y Ballmer se valieron del renovado "Touchable Paint", un sencillo editor gráfico, de un 'software' para ver fotografías y, por último, de mapas geográficos; todo controlado de forma intuitiva con los dedos.

En este sentido, el presidente de Microsoft auguró un gran cambio en la forma de interactuar con los ordenadores, que actualmente se valen casi por completo por los convencionales ratones. "Estamos en un punto de inflexión interesante, en el que casi toda la interacción es con el ratón, y en los años por venir, el papel que jugarán el habla o la visión, será enorme", explicó Gates.

La puesta de largo de Windows 7 será una de las últimas apariciones de Bill Gates como presidente de Microsoft, ya que el próximo mes de julio abandonará su puesto con la intención de dedicarse íntegramente a labores humanitarias, a través de su fundación. Su lugar lo ocupará, precisamente, Ballmer.

Con la más llamativa opción de Windows 7, la compañía ha seguido la estela marcada por Apple con iPhone -y su pantalla multitáctil- y de su propio Windows Mobile para móviles y PDA -con un único punto de presión para interactuar-. La cuestión es que estos sistemas operativos se emplean en dispositivos que ya cuentan de serie con pantallas táctiles.

Así las cosas, resulta difícil vislumbrar un uso generalizado de las opciones táctiles de Windows 7, teniendo en cuenta que el usuario tendría que disponer de una pantalla táctil en el ordenador de sobremesa o portátil o disponer de los poco extendidos tablet PC. Si bien es cierto que cada vez aparecen más productos en esta línea, no parece probable que para finales de este año vaya a haber un monitor táctil en cada hogar.

Por último, Steve Ballmer comentó las numerosas críticas sobre incompatibilidad e inestabilidad de Windows Vista; unas críticas que, a su juicio, han sido motivadas por el diseño. "Lo primero que la gente encuentra irritante es que cambiamos la interfaz del usuario", indicó. "A la gente le lleva un tiempo acostumbrarse". En todo caso, explicó que la empresa ha vendido a día de hoy 150 millones de copias de Vista, por encima de los 140 millones que Microsoft anunció haber vendido el pasado mes.

El nuevo sistema operativo Vista llegó a las tiendas a finales de enero del año pasado. Considerado por los expertos como más práctico y fiable que la versión XP (aparecida en 2001), es producto de un colosal trabajo: 4.630 millones de euros y cinco años de desarrollo. Además del innovador aspecto gráfico, incluye gran cantidad de software, para aplicaciones como edición de vídeo, navegación en Internet, administración de correo, agenda, etcétera. Pero, pese a ello, recibió un aluvión de críticas en su día por no ser muy compatible con todo tipo de 'software' anterior, y por cierta inestabilidad en determinadas circunstancias. Para Microsoft, Windows es crucial porque representa cerca del 30% de su facturación.

Etiquetas