Despliega el menú
Economía

LAS BOLSAS EN CAIDA LIBRE

Wall Street marca su mínimo desde 2003 con una caida de más del 5%

La Bolsa de Nueva York cerró con un descenso del 5,07 por ciento en el índice Dow Jones de Industriales, ante la fuerte caída de las firmas financieras, lo que le llevó a perder la cota de los 8.000 puntos, algo que no ocurría desde marzo de 2003.

El índice Dow Jones de Industriales, el más importante de Wall Street, bajó 427,47 puntos (-5,07%) y se situó en 7.997,28 unidades, después de que el martes subiera un 1,83 por ciento.

El mercado Nasdaq retrocedió 96,85 puntos (-6,53%) y se situó en 1.386,42 unidades, mientras que el selectivo S&P 500 perdió 52,54 puntos (-6,12%), hasta 806,58 unidades.

El índice compuesto NYSE, que agrupa a todos los valores cotizados en la Bolsa de Nueva York, bajó 353,67 puntos (-6,59%) hasta 5.011,99 unidades.

Wall Street se sumió en el rojo debido al fuerte descenso de las firmas financieras, que, en su conjunto, bajaron un 11,19 por ciento.

Las acciones del grupo bancario Citigroup fueron las que más cayeron en el Dow Jones (22,85%), aunque también bajaron con fuerza en ese índice los títulos de Bank of America (14,02%) y JPMorgan Chase (11,42%).

Los inversores se desprendieron de sus acciones de Citigroup, después de que el grupo bancario anunciara el rescate de cerca de 17.000 millones de dólares en vehículos de inversión estructurada (SIV, por su sigla en inglés) para tener suficientes fondos para pagar sus obligaciones de deuda a largo plazo.

El anuncio se produce dos días después de que Citigroup informara de la eliminación de 52.000 puestos de trabajo.

Al pesimismo de Wall Street contribuyó la incertidumbre sobre el futuro de los fabricantes de automóviles estadounidenses, que se encuentran en la cuerda floja.

Los consejeros delegados de General Motors, Ford y de Chrysler, y del presidente del Sindicato Unido de Trabajadores (UAW) de la Industria Automotriz comparecieron, por segundo día consecutivo en Washington, para pedir socorro financiero ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes de EE.UU.

Los "Tres grandes de Detroit, que meses atrás recibieron del Congreso una línea de crédito de 25.000 millones de dólares y ahora piden otros 25.000 millones de dólares en préstamos de emergencia para evitar la bancarrota.

Las acciones de General Motors bajaron un 9,71 por ciento hasta los 2,79 dólares, mientras que las de Ford descendieron un 25 por ciento hasta los 1,26 dólares.

Tampoco ayudaron a levantar los ánimos de los inversores la publicación de las actas de la última reunión del Comité del Mercado Abierto de la Reserva Federal, que espera que la actividad económica en EE.UU. continúe en recesión este año y el próximo.

Los inversores también acogieron con preocupación los datos difundidos por el Gobierno estadounidense, que informó de que el Índice de Precios de Consumo (IPC) bajó un 1 por ciento en octubre, cuando los precios de la energía tuvieron una disminución sin precedentes del 8,6 por ciento.

Si se excluyen los precios de alimentos y energía, el IPC bajó un 0,1 por ciento, la primera deflación subyacente desde 1982.

Otro dato preocupante fue el de la construcción de casas nuevas en Estados Unidos, que se redujo en octubre un 4,5 por ciento, con lo que se situó en el nivel más bajo desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

Las obligaciones a diez años subieron en el mercado secundario de deuda y su rentabilidad, que se mueve en sentido contrario, se ubicó en el 3,36 por ciento, frente al 3,53 por ciento del cierre del martes

Etiquetas