Despliega el menú
Economía

NUEVOS PROPIETARIOS

Viajes Marsans pretende despedir a 1.300 empleados

Los trabajadores creen que los nuevos dueños solo quieren cerrar la empresa. Los propietarios plantean indemnizaciones de 20 días por año frente a los 45 del comité.

Imagen de una oficina de Viajes Marsans en el centro de Madrid.
Viajes Marsans pretende despedir a 1.300 empleados
DOMINIQUE FAGET/AFP

El futuro de los trabajadores de Viajes Marsans sigue en el aire, tras dos meses y medio desde que estallará la crisis del grupo que forman las agencias de Marsans, Crisol y Rural Tours. El comité de empresa salió ayer "decepcionado" de la reunión con los nuevos dueños de la firma Possibilitumm, ya que creen que todo lo que están haciendo sus gestores va encaminado al cierre de la empresa. Sus anteriores propietarios, Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la patronal CEOE, y su socio Gonzalo Pascual vendieron las agencias de viajes hace unas semanas, al no poder hacer frente a sus deudas.

La reunión maratoniana de ayer "no ha conducido a nada", porque "se ha puesto encima de la mesa un plan de viabilidad fantasma, que ninguno ha visto", dijeron.

El nuevo dueño ha expuesto un expediente de regulación de empleo (ERE) a unas 1.300 personas de la plantilla de Marsans (entre 1.250 y 1.260), según las fuentes, que añadieron que Possibilitumm quiere que este ERE le salga gratis y que pague el fondo de garantía salarial (Fogasa) ya que solo ofrece indemnizaciones de 20 días por año trabajado, el mínimo legal. La firma tiene unos 2.000 empleados.

"Decepcionante oferta"

Según explicaron fuentes del comité de empresa esta "decepcionante oferta" incluiría a las cuatro empresas del grupo, aunque la mayor parte -unos 900 puestos de trabajo- se concentraría en la compañía principal, Viajes Marsans. Esta se encuentra inmersa en un concurso de acreedores, mientras que los trabajadores de Crisol esperan que "en breve" se encuentren en la misma situación.

La nueva dirección del grupo turístico, bajo la intervención de una administración concursal nombrada por el juzgado mercantil, debe ahora esperar al visto bueno por parte de la juez encargada del procedimiento, Ana María Gallego, circunstancia que "probablemente se dé esta semana".

Se abriría entonces un periodo de consultas, de aproximadamente un mes de duración, bajo el que los trabajadores constituirían una mesa negociadora para tratar de alcanzar un acuerdo.

Los representantes de los trabajadores denunciaron que el plan de viabilidad "nunca ha existido, o al menos no dan pruebas de ello", ya que "nada de lo que han propuesto acaba fructificando". Además, piden que la indemnización se eleve a 45 días por año trabajado. Desearon que "por una vez" los nuevos dueños "pongan algo de dinero".

El comité de empresa anunció también movilizaciones para finales de este mes si no cobran las nóminas, porque considera que lo que quiere hacer Posibilitumm, que compró Viajes Marsans el 10 de junio, es vender parte de los activos que quedan. Piden que se reparta ese dinero entre la plantilla.

Etiquetas