Despliega el menú
Economía

DATOS DE SINIESTRALIDAD

Veintidós personas murieron en accidentes laborales en Aragón durante el primer semestre de 2009

La Comunidad aragonesa ha registrado en el primer semestre de 2009 un total de 8.337 accidentes laborales, lo que supone una reducción del 33% respecto a los 12.492 del mismo periodo de 2008.

De los 8.337 accidentes, 8.246 fueron leves, 69 graves y 22 mortales, informan fuentes del Gobierno de Aragón en una nota de prensa en la que se afirma que el índice de incidencia, es decir, el número de accidentes con baja por cada mil trabajadores, ha descendido 27%.

Por actividad, 361 accidentes corresponden al sector agrícola, 2.462 a la industria, 1.517 a la construcción y 3.997 a los servicios.

El número de personas extranjeras que han sufrido un accidente de trabajo ha sido de 1.474, lo que supone un 17% del total.

En cuanto a los datos por provincias, en Huesca se han contabilizado 1.395 accidentes laborales (1.375 ha sido leves, 17 graves y 3 mortales), en Teruel 838 ( 824 leves, 8 graves y 6 mortales) y en Zaragoza 6.104 ( 6.047 leves, 44 graves y 13 mortales).

Respecto a las 22 personas fallecidas en la jornada de trabajo, cuatro muertes se produjeron por accidentes de tráfico, nueve por patologías no traumáticas (infartos o derrames) y las nueve restantes se debieron a condiciones del trabajo. Además, se produjeron seis accidentes mortales in intinere.

Para la reducción de la siniestralidad, el Gobierno de Aragón, a través del Instituto Aragonés de Seguridad Laboral (ISSLA), ha puesto en marcha diez programas, que se integran en el "Plan Director de Prevención de Riesgos Laborales de la Comunidad Autónoma de Aragón", cuatro de los cuales están diseñados específicamente para el control y la lucha contra la siniestralidad laboral.

El Programa Aragón ha servido de ejemplo en otras administraciones, incluso internacionales, como la Conferencia Americana de Higiene Industrial del Gobierno Federal de Estados Unidos.

En él participan aquellas empresas que en el año anterior hayan registrado una alta tasa de accidentalidad respecto a su actividad económica.

Su objetivo es advertir a las empresas de su situación en siniestralidad, examinar su gestión preventiva, emplazar a dichas empresas a corregir sus desviaciones e informar sobre los fundamentos de una gestión preventiva eficaz.

El Programa Objetivo Cero, al que se han adherido ochocientas empresas, pretende poner al alcance de las empresas una metodología sencilla y eficaz de reducción de accidentes y, sobre todo, detectar y corregir situaciones de riesgo.

El Programa Sobreesfuezos trata de incidir en las patologías osteomusculares producidas por un sobreesfuerzo.

En 2007, el Gobierno de Aragón trabajó con 146 empresas que un año antes habían registrado una alta tasa de siniestralidad debido a esta patología. Tras las actuaciones realizadas, han reducido los accidentes por sobreesfuerzo un 35%.

El Programa Investigación de accidentes graves y muy graves, que comenzó en 2003, pretende motivar a las empresas al cumplimiento de de la obligación de estudiar los accidentes acaecidos.

A todas las empresas que han padecido un accidente grave o muy grave, se le remite un protocolo de investigación, que es cumplimentado por la empresa y devuelto al ISSLA.

Etiquetas