Despliega el menú
Economía

CONSUMIDORES

Veinte viajeros perjudicados por agencias de Marsans reclaman en la DGA

Consumo recibe 82 consultas de afectados y les informa que tanto las firmas minoristas como los mayoristas son responsables.

Ana Belén Castejón, con la denuncia a Marsans.
Veinte viajeros perjudicados por agencias de Marsans reclaman en la DGA
LAURA URANGA

El Titanic de Viajes Marsans encalla. Mientras un juzgado admitió la semana pasada la solicitud de suspensión de pagos de la compañía, aumentan los perjudicados por la empresa del presidente de la patronal CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, acreedores de viajes cancelados. La agencia no ha abonado en muchos casos sus billetes a las mayoristas y los clientes se han quedado sin viajes. Solo en Aragón, ya suman 20 los perjudicados.

La dirección general de Consumo del Gobierno de Aragón ha recibido ya 82 consultas de clientes de Marsans, de las que 20 han reclamado hasta el miércoles, según explica Francisco Catatán. En su mayor parte son viajes combinados que contrataron los clientes con agencias de Marsans, aunque un operador turístico mayorista lo puso en el mercado y les advirtió que la agencia de viajes no les pagó antes de salir.

Un regalo perdido

Los padres de Ana Belén Castejón habían adelantado 3.800 euros para hacer un crucero al Mediterráneo con su hija y dos nietos, entre el adelanto de la reserva (un 30% que pagó en diciembre a cambio de un jamón), y el resto del precio para las cinco plazas. El viaje era de ocho días en la segunda semana de mayo, desde Barcelona a Francia, Italia y Túnez.

La víspera se enteraron que se habían quedado sin dinero y sin la ilusión del crucero de su vida. Una semana antes de zarpar se llevaron la sorpresa de que Viajes Marsans no pagó su dinero a la mayorista Pullman Tours. Ana Belén ya no sabe qué decirles a su hijos de 3 y 4 años, porque la excusa del barco estropeado ya no sirve. Como ella había realizado varios viajes con la agencia, le extrañó la situación. Para sus padres era el crucero de su vida porque "nunca habían salido". "Sufrieron esta decepción y encima la pérdida del dinero, porque nos invitaban ellos para viajar con los nietos. Sientes impotencia", agrega.

Un contrato perfeccionado

El director general de Consumo del Gobierno aragonés, Francisco Catalán, explica que la responsabilidad de este tipo de viajes es solidaria entre el mayorista y el minorista porque "el contrato se ha perfeccionado y es válido". Así, informan a los perjudicados aragoneses que puede interponer la reclamación o demanda a cualquiera de las dos compañías. "El mayorista tendría que responder ante el consumidor sin perjuicio de que luego pueda ir contra el minorista Marsans", señala Catalán "desde el punto de vista de la protección del consumidor".

La situación de suspensión de pagos puede conducir a los afectados a presentar el concurso de acreedores contra la empresa Marsans, propiedad de Díaz Ferrán, que como presidente de la organización que agrupa a las empresas españolas participa en la negociación de la reforma laboral con los sindicatos y el Gobierno.

Francisco Catalán precisa que en la mayoría de las consultas recibidas en Consumo el organizador cancela el viaje combinado antes de la fecha de salida acordada. "El consumidor tiene derecho al reembolso de todas las cantidades pagadas o bien a realizar un viaje de cantidad equivalente o superior siempre que puedan proponérselo", apunta.

Solo por el incumplimiento del contrato, la indemnización no puede ser al 5% del precio total del viaje si el incumplimiento se produce entre los dos meses y quince días anteriores a la fecha de salida; el 20% si ocurre entre los quince y tres días previos; y el 25% cuando sucede en las 48 horas que precedieron.

Etiquetas