Despliega el menú
Economía

DESEMPLEO

UPTA denuncia la pérdida de 12.000 autónomos

Creada una comisión de expertos para buscar soluciones al problema de la financiación.

Frente a otras crisis económicas en la que los autónomos lograban mantenerse, esta ha tenido un coste altísimo para este colectivo, que solo en Aragón en estos dos años ha perdido un total de 12.000 empleos. "Han caído como moscas. La pérdida para el tejido industrial es sangrante e irreparable", denunció el secretario general de la UPTA, Álvaro Bajén, tras presentar un amplio informe sobre la situación financiera y de restricción en el acceso al préstamo que sufre desde hace tiempo el trabajo autónomo. "No hay ningún estudio. Este es el primero. Eso demuestra lo abandonados que estamos", dijo.

Para frenar "el infierno que ha representado ser autónomo durante estos dos últimos años", Bajén anunció la creación de una comisión de expertos sobre financiación a autónomos -más de 107.000 en Aragón-, participada por Cepyme y la Federación Española de Autónomos y en la que se ha llamado a participar a a la consejería de Economía del Gobierno de Aragón, a Trabajo, al Instituto Aragonés de Empleo y al ICO. La primera reunión está prevista antes de que acabe junio.

Se trata principalmente de poner en marcha una serie de medidas para contrarrestar el estrangulamiento del crédito que sufren los autónomos. "Si no entran los bancos, que entre el ICO con una línea específica y directa para el colectivo de autónomos en sus dos vertientes, préstamos y microcréditos", según el secretario de Administración de UPTA, Juan Francisco Lahoz, que explicó que hay muchos impedimentos a la hora de obtener financiación, entre ellos la falta de protocolos bancarios adecuados, ya que suelen "estar adaptados a dos tipos de clientes: las empresas y los consumidores, no quedando encuadrados de manera real los autónomos en ninguno de los dos". Además, el colectivo suele estar catalogados por las entidades financieras como grupo de alto riesgo "por factores como la volatilidad del sector, la dimensión del mismo, la no tenencia de estructura empresarial, la falta de balances o de disociación documental entre bienes y rentas derivadas de la actividad, etc."

Otro de los problemas con los créditos a los autónomos es que los catalogan como créditos al consumo lo que representa un tipo de interés más alto e incluso abusivo. Una suma de factores que hace que ni siquiera con buenos datos económicos el autónomo pueda acceder al crédito. Por eso, además de confiar en que el ICO Directo, que se puso en marcha este lunes, funcione, la UPTA se ha puesto manos a la obra para tratar de quitarle al autónomo "la cruz a cuestas que tiene que llevar para encontrar financiación", criticó Alvaro Bajén. A su juicio, las soluciones pasan por abrir de una vez el grifo del crédito y buscar para los autónomos sectores de más valor añadido.

Etiquetas