Despliega el menú
Economía
Suscríbete

EMPRESAS

UPTA Aragón inicia una campaña de "bonos sociales" para salvar a una ETT

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos ha creado la emisión de unos bonos sociales, de 1.000 euros cada unos, para recaudar los 24.000 que necesita la empresa.

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) de Aragón ha lanzado una "emisión de bonos sociales", por valor de mil euros cada uno, para salvar a una empresa aragonesa de trabajo temporal, que a cambio ofrecerá sus servicios a los prestatarios.

Este proyecto piloto se enmarca en la campaña 'Salvemos una empresa, salvemos un autónomo', que ha sido presentada por su coordinador, Santiago Urries, y Álvaro Bajen, secretario general de UPTA en Aragón, una comunidad en la que en 2010 han desaparecido 1.500 autónomos del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

Desde marzo de 2008, han sido 12.500 las bajas sufridas por el RETA en Aragón, ha señalado Bajen, quien ha destacado lo positivo de una iniciativa que trata de buscar financiación social y solidaria para aquellas empresas que están abocadas al cierre al no recibir recursos financieros de los bancos ni las cajas.

Por ello, es necesario encontrar alternativas, como en este caso concreto la puesta en marcha de bonos sociales para rescatar a la empresa aragonesa Servitrece ETT, con dos empleados, pero que llegó a tener hasta diez, ha agregado.

La iniciativa, pionera en España y que UPTA Aragón tiene la intención de aplicar en todo el país, tiene como objetivo final la creación de una "red de inversores sociales" para ayudar a las empresas y los autónomos que están teniendo dificultades para conseguir financiación bancaria por la crisis, ha explicado su coordinador.

Para ello, se estudiarán los proyectos que presenten compañías con problemas y se les buscará "inversores solidarios", a los que no tendrán que devolver el capital aportado en dinero, sino en prestación de servicios, como serían cursos de formación o selección de personal cualificado en el caso de Servitrece ETT, con la que se ha puesto en marcha la campaña.

Una empresa con 17 años de existencia que necesita 24.000 euros para poder continuar, y que no es capaz de conseguir en bancos y cajas, y para la que ya se han conseguido esta semana doce inversores de otras empresas y autónomos, ha informado Urries.

Se trata de buscar más que una alternativa de financiación un complemento para que no tenga que cerrar, ha destacado.

Etiquetas