Despliega el menú
Economía

ENTIDADES ANDALUZAS

Unicaja y Caja de Jaén dan el primer paso hacia la fusión

el caso de concentración entre las entidades bancarias supondrá, si se termina de llevar a cabo,un aumento de tamaño y relevancia en el sector financiero de la comunidad andaluza. La 'suma' de ambas instituciones comportará, por tanto, un volumen de negocio de 5.000 millones de euros.

Unicaja y Caja de Jaén han dado el primer paso para crear una gran caja de ahorros andaluza. Los presidente de sendas instituciones, Braulio Medel y José Antonio Arcos Montoya, respectivamente, han comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) su intención de proponer a sus respectivos consejos la creación de una alianza que, sin recurrir al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), deja la puerta abierta al resto de entidades de la comunidad autónoma, que se podrían incorporar de forma "inmediata". Esta es la primera apuesta seria de matrimonio entre cajas desde la aprobación y puesta en marcha del sistema de rescate liderado por el Banco de España.

En un escueto comunicado, las dos cajas revelan que la fusión se plantea como una operación privada, "sin recurso a ningún tipo de apoyo financiero externo", y desde el mutuo convencimiento de que es "la fórmula más adecuada ante los retos presentes y futuros".

Todo con el objetivo prioritario de "servir mejor a las necesidades económicas y sociales de sus territorios, a las demandas de sus clientes y a los legítimos intereses de sus empleados". Los planes pasan no sólo por levantar una gran caja andaluza, sino también por "consolidar una destacada presencia fuera" de la misma.

Tras varios intentos fallidos, esta parece ser la verdadera oportunidad de la malagueña Unicaja para cobrar tamaño y relevancia en el segmento. Tras el fracaso del proceso de adquisición de Caja Castilla-La Mancha, intervenida por el Banco de España, y un cortejo imposible a Caja Murcia, que no recibió la bendición de la Junta de Andalucía, la entidad presidida por Braulio Medel ha encontrado una opción más adecuada para iniciar el camino. Con la operación ya en marcha, el mercado tiene la vista puesta en Cajasur como el siguiente posible protagonista de la alianza.

Grande y pequeña

La 'suma' de Unicaja y Caja de Jaén comportaría, según sus propios cálculos, un volumen de negocio de unos 5.000 millones de euros, con un coeficiente de solvencia superior al 14%. Una de las premisas que los protagonistas de la que se perfila como el germen de la eventual 'caja andaluza' es la de mantener separadas sus respectivas obras sociales y, al menos por un tiempo, sus marcas comerciales.

La unión no es ni mucho menos paritaria. Unicaja es un gigante en comparación con Caja de Jaén, la de menor tamaño de entre las andaluzas. La primera cuenta con activos por valor de más de 31.766 millones de euros, frente a los 922 millones de la segunda, a cierre de abril. En sucursales la proporción es similar, 921 oficinas con 5.900 empleados en el caso de la malagueña, por 52 sedes con 233 trabajadores en manos de la jienense. Si se cumple el guión, la alianza se alzaría al sexto lugar en la clasificación de las cajas españolas por volumen de activo.

El anuncio de fusión llega después de que también Caja de Jaén reconociera recientemente la posibilidad de abordar la concentración, dado el momento que atraviesa el sistema financiero. Eso sí, la entidad subrayó que sus ratios de liquidez y solvencia, por encima de la media de las cajas, le daban todo el margen para elegir al novio más adecuado

Etiquetas