Despliega el menú
Economía
Suscríbete

PROPUESTASDE LA EMPRESA FAMILIAR

Un 57% de las empresas familiares tiene problemas para encontrar mano de obra

Reclama medidas contra el absentismo, que llega al 10% en algunas empresas de servicios, y sugiere reducir plazos en la contratación de extranjeros en origen.

Los dirigentes de la empresa familiar -sociedades cuya facturación agregada equivale al 16% del Producto Interior Bruto- no piden al Gobierno una legislación que abarate el despido.

Conscientes de la grave situación que atraviesa la economía española, entre sus demandas figuran medidas para combatir el absentismo laboral, o la reclamación de que se reduzcan los plazos para la contratación de extranjeros en origen.

Mientras el paro avanza a pasos agigantados, un 57% de las empresas encuestadas por el Instituto de Empresa Familiar (IEF) manifiesta problemas para conseguir mano de obra. Echa en falta obreros especializados en tareas industriales, pero también encargados de tienda, entre otras profesiones.

Fernando Casado, presidente del IEF, presentó este miércoles las 50 propuestas que la organización ha elaborado con el propósito de mejorar la productividad española. Destacan, entre ellas, las orientadas a reducir el absentismo laboral, que alcanza proporciones del 10% en determinados sectores. Empresas de seguridad o limpieza, entre otras, no pueden permitirse fallas en la prestación de servicios. Por eso tienen plantillas sobredimensionadas, y han de asumir esos costes.

Interrogados sobre las principales barreras que encuentran para la mejora de la productividad, un 37% de las empresas familiares mencionaron el absentismo, el 33% el incremento de los costes laborales, un 20% la insuficiente oferta de mano de obra preparada. Frente al absentismo, el IEF sugiere medidas como la introducción de cláusulas penalizadoras en los convenios, la reducción de cotizaciones para las empresas que logren reducirlo por debajo del 1% -en este caso, el trabajador resultaría beneficiado con una mejora de su salario líquido- y también proponen que sean las mutuas profesionales las que financien y gestionen las altas y bajas laborales en las compañías donde la tasa de absentismo supere el 3%.

El Instituto de la Empresa Familiar es consciente de que la gestión de la inmigración es delicada en estos momentos. No obstante, entre sus propuestas incluye la garantía de que todo trabajador extranjero con una oferta en firme obtenga el permiso de trabajo en un periodo inferior a un mes.

Etiquetas