Despliega el menú
Economía

NEGOCIACIÓN

Última oportunidad para lograr una reforma laboral consensuada

El Gobierno, los empresarios y los sindicatos mostraron ayer su voluntad de llegar a un acuerdo tras el fracaso del verano.

El desempleo de los jóvenes, la precaria situación de los parados de larga duración que llevan más de un año fuera del mercado de trabajo, la reestructuración de las bonificaciones a la contratación para que la inversión de estas iniciativas sea más eficiente y eficaz, la regulación de la actividad de las empresas privadas de recolocación que terminarán con el monopolio gratuito del Servicio Público de Empleo (antiguo Inem) y nuevos cambios para conseguir que el empleo parcial en España se abra camino son los principales ejes de la reforma laboral que se avecina. La negociación propiamente dicha no ha empezado de manera oficial, pero sí ha habido un paso público importante. El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, se reunió ayer con responsables de las patronales CEOE y Cepyme y de los sindicatos UGT y CC. OO. La cita, sin contenido, ha servido para poner en marcha el proceso de diálogo social tripartito, roto estrepitosamente en julio. Además, ha confirmado la voluntad de todos los interlocutores por conseguir un acuerdo que ayude a salir de la crisis de la mejor manera posible, que frene la destrucción de colocaciones y que genere nuevos empleos.

Sin abaratamiento del despido

El Gobierno apuesta por cambios del mercado laboral siempre que sobre la mesa no esté el abaratamiento del despido ni la reducción de cotizaciones empresariales a la Seguridad Social. Es consciente de que el proceso iniciado es la última oportunidad de acuerdo en la presente legislatura después del fracaso del verano. Al Gabinete le cuesta ponerse de acuerdo por los intereses, normalmente bastante diferentes, que defienden los Ministerios de Trabajo y de Economía pero desde ambos Departamentos se reconoce que están condenados a alcanzar el entendimiento interno. Para el diputado socialista Jesús Membrado, portavoz en la comisión de Empleo del Congreso de los Diputados, esta situación es normal puesto que el primero "gasta" y el segundo "recauda".

 

El plan del Ejecutivo se conocerá mañana. Trabajo entregará al resto de los Ministerios su propuesta. En Moncloa, los asesores del presidente Rodríguez Zapatero ultiman su contenido.

Etiquetas