Despliega el menú
Economía
Suscríbete

LOS SINDICATOS PLANTAN CARA A LA NUEVA OPEL

UGT planteará al comité de empresa movilizaciones contra el plan de Magna

El sindicato mayoritario en la planta se suma a CGT y solicitará realizar protestas. Polémica en Alemania por la posible transferencia de dinero de Opel a Rusia.

El sindicato UGT, mayoritario en el comité de empresa de General Motors España, planteará al órgano de representación de los trabajadores de la fábrica de Figueruelas realizar movilizaciones de protesta contra el plan de Magna -designada para comprar el negocio europeo de la multinacional, articulado en torno a Opel-, que prevé severos recortes de producción y de empleo en Zaragoza. Así lo confirmó ayer a este diario Pedro Bona, líder de la central en la factoría, quien precisó que la decisión sobre las acciones de protesta deberá ser consensuada en la reunión del comité que tendrá lugar el miércoles.

“En Figueruelas no pensamos quedarnos quietos ante unos planes de ajuste como los anunciados”, declaró Bona, quien sin embargo descartó la posibilidad de una huelga. “Creo que podemos hacer algún tipo de manifestación”, añadió, si bien indicó que la cuestión la abordará UGT hoy en comité ejecutivo antes de discutirla con los otros sindicatos del comité.

El sábado, fue CGT la central sindical que decidía llevar adelante movilizaciones. El segundo sindicato de Figueruelas (con Comisiones Obreras) celebró una asamblea en la que se propuso llevar a la cita del comité del miércoles una votación sobre acciones de protesta por los despidos planteados por Magna (más de 1.600 para Zaragoza) y por un proyecto que -apuntaron- puede suponer a la larga el cierre definitivo de la fábrica aragonesa.

Los dirigentes sindicales de Figueruelas podrían abordar estas cuestiones antes del encuentro que celebrará el comité: en la _reunión convocada para mañana martes en Madrid por el Ministerio de Industria con representantes del Gobierno central y del aragonés, en la que se prevé que todas las partes estudien una estrategia conjunta para defender la posición de Figueruelas en el escenario actual.

La convocatoria del encuentro del ministerio ha hecho cancelar la cita entre representantes del comité de GM_España y los consejeros aragoneses de Economía, Alberto Larraz, e Industria, Arturo Aliaga, prevista para hoy lunes tras ser cancelada el viernes, ya que se cuenta con la presencia de los dos representantes políticos mañana en Madrid.

Alemania y Rusia

En Alemania se ha desatado una controversia por la posible transferencia de dinero público destinado a Opel a la rusa Gaz, que integra con el banco Sberbank el consorcio que encabeza el grupo de componentes austriaco-canadiense Magna, que comprará el 55% de Opel a GM. Según denunció en una entrevista adelantada ayer uno de los miembros de la sociedad fiduciaria en la que fue transformada Opel para ser rescatada de la insolvencia de General Motors, una parte de la ayuda financiera otorgada por el Gobierno alemán a los compradores de Opel sería remitida a Rusia.

“Según los planes de Magna, de los 4.500 millones de euros anunciados por Berlín para la compañía, más de 600 millones serán destinados a modernizar la industria rusa del motor”, sostuvo el político del Partido Liberal Dirk Pfeil en una entrevista que publica en su edición de hoy el diario “Frankfurter Allgemeine Zeitung”. El político y administrador de quiebras representó a Hesse, uno de los estados federados en los que están asentadas las cuatro plantas alemanas de Opel, y se abstuvo en la votación sobre la venta de la filial europea de GM a Magna.

El secretario de Estado del Ministerio de Finanzas de Hesse y miembro del grupo de trabajo de Opel dentro del Gobierno alemán, Thomas Schäfer, aseguró que las declaraciones de Pfeil no eran correctas. “Me irritan bastante estas acusaciones. De los 4.500 millones de euros de garantías no irán 600 millones a Rusia; las inversiones de unos 570 millones de euros en Rusia se compensan con unos 400 millones de euros de ingresos generados en ese país”, dijo.


Etiquetas