Despliega el menú
Economía
Suscríbete

ECONOMÍA ARAGONESA

UGT pide al Gobierno que no recorte el gasto social

El secretario general de UGT-Aragón, Julián Lóriz, dice que sería "inmoral" demandar recursos para proyectos "grandilocuentes" que podrían ralentizarse, como los de Aramón o Motorland, y obviar la necesidad de mejorar los ingresos públicos.

El secretario general de UGT-Aragón, Julián Lóriz, ha exigido al Gobierno aragonés que no recorte el gasto en políticas sociales y de empleo en los Presupuestos de la Comunidad de 2011 y que aumente los ingresos "apurando la capacidad y competencia fiscal".

Eso implica, ha dicho Lóriz, actuar "con contundencia" contra el fraude fiscal y la economía sumergida, que en Aragón tienen un peso "muy significativo", aumentar el IRPF a las rentas altas o recuperar impuestos como sucesiones y donaciones.

En 2011, ha insistido Lóriz en la presentación de un estudio sobre la situación económica de Aragón, las políticas sociales no deben sufrir recortes porque sería "inmoral" demandar recursos para proyectos "grandilocuentes" que podrían ralentizarse, como los de Aramón o Motorland, y obviar la necesidad de mejorar los ingresos públicos.

La alternativa, ha subrayado, pasa por mejorar la capacidad fiscal, guste o no a algunos miembros del Gobierno de Aragón y, a su juicio, quienes se consideran "muy aragonesistas" tienen el reto de desarrollar una política fiscal propia y amplia, porque existe margen suficiente al amparo del Estatuto de Autonomía.

Lóriz ha insistido en que el empleo debe ser la prioridad "número uno" del Gobierno de Aragón en los Presupuestos de 2011, lo que dependerá de la "ambición" de una parte de la coalición y la "generosidad y responsabilidad ética" de la otra para mejorar los ingresos de la Comunidad y no "ajustar más a quienes están sufriendo más la crisis".

Ha señalado que la especialización industrial en Aragón ha marcado la crisis, que se ha pagado con más de 42.000 empleos hasta alcanzar casi los 100.000 desempleados, y ha defendido que los Presupuestos deben tener en cuenta que sin la industria la Comunidad "no tiene futuro".

Retos futuros

El reto de la economía aragonesa, que debe arrancar en 2011, es apostar por un sector "potente" sustentado en una reforma de las políticas energéticas y estar acompañado por el sector financiero, que está "saliéndose de rositas de esta crisis" y "saca pecho para recetar medidas contra los trabajadores" pero no para cumplir su función de financiar a las empresas y a las familias, ha dicho.

Lóriz también ha criticado la reforma de la Ley de Cajas al considerar que va a suponer la "bancalización" de estas entidades de ahorro y conllevar, como ya ocurrió en Italia, el aumento de la exclusión financiera.

Además, ha opinado que el "cambio de rumbo" del Gobierno central, que "siguen a pies juntillas" los autonómicos, de pasar de políticas de estímulo de la economía a medidas de ajuste de los presupuestos públicos van a "enfriar" la recuperación y "debilitar" la "incipiente" mejoría en el empleo.

Ha destacado que antes de las medidas UGT era optimista sobre una recuperación más rápida de la economía en Aragón, entre otros motivos por la mejoría de GM España, pero los planes de ajuste hacen que sea "imprevisible", al igual que en empleo, que se recuperará en verano pero volverá a haber una caída tras él, aunque confía en que el máximo histórico de desempleados en Aragón ya se haya alcanzado.

Lóriz ha reclamado además que el Gobierno central prorrogue la ayuda de 420 euros a los desempleados que no cobran ninguna prestación, porque 787.000 personas, más de 15.000 en Aragón, dejarán en unos meses de tener alguna ayuda.

La crisis económica en 2009, según el estudio de UGT, golpeó con gran dureza a la economía aragonesa, con una caída del PIB en volumen a precios de mercado de un 4% según el Gobierno de Aragón, del 4,4% según el INE y del 4,7% según FUNCAS, y una pérdida de 42.200 empleos.

El año pasado hubo 1.007 expedientes de regulación de empleo que afectaron a 44.248 empleos (2.935 de ellos de extinción 41.120 de suspensión y 193 reducciones de jornada)

Según el sindicato, este año Aragón moderará paulatinamente el ritmo de caída para comenzar a registrar tasas positivas en la parte final del ejercicio.

Según UGT, en el conjunto del año se espera un descenso del PIB de tres décimas respecto a 2009 y los indicadores económicos y laborales apuntan a que la economía aragonesa podría mejorar con el transcurso del año, aunque dependerá del comportamiento de la industria y la repercusión de las medidas adoptadas por el Gobierno central, entre las que constituye un "hándicap" el recorte en al inversión pública.

Etiquetas