Despliega el menú
Economía
Suscríbete

SINDICATOS

UGT y CC. OO. ven más cerca la huelga general

Los sindicatos preparan una gran manifestación en junio, coincidiendo con el paro de la función pública.

El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, arremetió ayer contra el plan de Zapatero.
UGT y CC. OO. ven más cerca la huelga general
MONDELO/EFE

CC. OO. y UGT hablan de huelga general, pero dejan claro que su convocatoria dependerá del Gobierno. Una nueva agresión a los trabajadores y no habrá la más mínima duda de que la gran protesta llegará, pero mientras tanto, centran su lucha en 'desmontar' sin éxito el real decreto ley explicado el jueves por las vicepresidentas del Ejecutivo con "las medidas regresivas" para "los colectivos más débiles".

Y, todavía lejos de la posible huelga general, ambos sindicatos están inmersos en la organización de una gran manifestación en junio que enseñe los dientes al Ejecutivo. Todavía no está decidida la fecha de la marcha. Todo apunta que coincidirá con la huelga de los empleados públicos prevista para el próximo día 8.

Las centrales celebrarán el 27 de mayo sus respectivos máximos órganos entre congresos. Será en esas reuniones, en las que se cierren las movilizaciones inmediatas, con independencia del paro del sector público.

UGT considera que el plan de medidas extraordinarias "supone un giro radical en la política económica del Gobierno". "Es un atentado contra los trabajadores y pone en riesgo el futuro del diálogo social", añade la central socialista. La reacción en CC. OO. es similar.

La preocupación de ambas centrales gira sobre la reforma laboral que se avecina. Saben que habrá cambios con y sin acuerdo y temen que "las indemnizaciones por despido se abaraten" o que "las causas para que los empresarios echen a los trabajadores a la calle se flexibilicen". "Si estos cambios se producen, no nos quedará más remedio que la huelga general", mantienen los representantes sindicales.

Pero hasta entonces, CC. OO. y UGT insisten en que existen otras alternativas al recorte del gasto público. Abogan por la recuperación del Impuesto de Patrimonio, la reactivación del Impuesto de Sucesiones, el incremento del IRPF para las rentas más altas, el aumento del Impuesto de Valor Añadido a los bienes de lujo y el reforzamiento de la lucha contra el fraude fiscal y la economía sumergida.

La reforma laboral peligra

Por otra parte, volvieron a advertir del riesgo que corre el acuerdo de reforma laboral y desde UGT, su secretario de Acción Sindical, Toni Ferrer, alertó de que un "decretazo" en materia laboral sería motivo "más que suficiente" para convocar un paro total. En la misma línea, el secretario general de CC. OO., Ignacio Fernández Toxo, aseguró que su sindicato, "trabaja desde ya" junto con UGT "como si este país fuera a vivir una huelga general" por "si las circunstancias" lo hacen necesario.

Toni Ferrer también puntualizó que "hoy hay más razones que ayer" para convocar el paro general y para convocar a la sociedad a protestar contra el "decretazo consumado ayer (por el jueves)".

Horas antes, el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, advertía de que si la reforma laboral se aprueba por decreto "también dependerá de los sindicatos", ya que todos los integrantes del diálogo social deben "hacer un esfuerzo y buscar consenso".

Mientras, fuentes de la CEOE mostraron el deseo de esta organización de llegar a un acuerdo de reforma, que es "urgente y necesario", aunque advirtieron de que debe incluir medidas de "calado" que favorezcan realmente la actividad y el empleo.

El respaldo de Almunia

Desde Alemania, el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, reconoció que el paquete de medidas es "duro pero necesario" porque España y la zona del euro tienen que hacer un esfuerzo de consolidación "basado además en medidas concretas de ajuste".

El Gobierno admitió el jueves que dicho esfuerzo de consolidación hará más lenta la recuperación y rebajó en cinco décimas, hasta el 1,3%, la previsión de crecimiento para 2011.

Etiquetas