Despliega el menú
Economía
Suscríbete

AFECTARÁ A 160 TRABAJADORES

UGT exige al Gobierno de Aragón "beligerancia" ante el cierre de Wirgley en Tarazona

El secretario general de UGT Aragón, Julián Lóriz, ha exigido al Gobierno de Aragón "beligerancia" ante el cierre de la empresa de caramelos y chicles Wirgley, en Tarazona, que dejará sin empleo a 160 personas, y ha anunciado que la negociación entre sindicatos y la compañía será "dura".

Lóriz ha hecho estas declaraciones a los medios de comunicación en una rueda de prensa, en la que ha presentado el Día del afiliado, que se celebra este domingo, 20 de septiembre, en Ligüerre de Cinca (Huesca).

El cierre de Wirgley atiende a un "fenómeno claro de deslocalización", ya que van a trasladar la producción a otras fábricas, ha señalado Lóriz, quien ha pedido, por ello, a la Administración la "máxima exigencia" con la compañía.

A falta de analizar la información económica para valorar las razones de la empresa, Lóriz ha asegurado que ésta no contempla ningún compromiso con los trabajadores, "tal y como exige la normativa española".

"Estos señores tienen que saber que en España no se viene un día y se les dice a los trabajados a la calle, hay un proceso legal, con un ERE, que tendremos que discutir a cara de perros", ha destacado.

Lóriz ha criticado a la dirección por anunciar, con "oscurantismo y alevosía", esta decisión a los trabajadores, que no se esperaban la noticia, aunque ha reconocido que las inversiones de los últimos años no garantizaban el futuro de la planta porque eran "obsoletas" y provenían de otras plantas.

Etiquetas