Despliega el menú
Economía
Suscríbete

OPEL

UGT dice que no habrá acuerdo con congelación salarial o abaratamiento de despido

El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha advertido que no habrá firma del nuevo Acuerdo de Negociación Colectiva (ANC) si la patronal pretende establecer la congelación salarial o el abaratamiento del despido.

El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha advertido que no habrá firma del nuevo Acuerdo de Negociación Colectiva (ANC) si la patronal pretende establecer la congelación salarial o el abaratamiento del despido.

Ferrer, acompañado por el secretario general de UGT Aragón, Julián Lóriz, ha defendido el mantenimiento del modelo de determinación salarial vigente desde 2002, año en el que se firmó el primer ANC.

El modelo se compone de tres variables: el objetivo oficial de inflación, la previsión de mejora de la productividad y el establecimiento en los convenios colectivos de las cláusulas de revisión salarial.

Aunque Ferrer ha eludido establecer una cifra concreta, el mantenimiento de este modelo podría suponer una subida salarial mínima de referencia del 2,7 por ciento, de acuerdo al objetivo oficial de inflación del 2 por ciento establecido por el Banco Central Europeo (BCE) y la previsión de mejora de la productividad del 0,7 por ciento manejada por el sindicato.

Ferrer ha insistido en tomar como referencia en el modelo el objetivo oficial marcado por el BCE -a pesar de que algunos expertos prevén que la inflación se situará este año entre el 0 y el 1 por ciento-, tal y como se ha hecho en los últimos años, incluso cuando el IPC ha aumentado a tasas superiores al 4 por ciento, como ocurrió en 2007.

Pretender obviar ahora el objetivo de inflación del BCE sería poner "barrotes" a la negociación del ANC, ha opinado Ferrer, quien ha insistido en que el mantenimiento y la mejora del poder adquisitivo de los trabajadores es de "interés general" para la economía en tiempos de crisis, puesto que favorece el consumo y, por tanto, la actividad empresarial.

Si por el contrario se procede a la congelación salarial, habrá menos consumo, las empresas venderán menos y se iniciará una tendencia de deflación y de recesión, ha advertido.

Ferrer ha recordado que los trabajadores han hecho un gran esfuerzo en los últimos años, puesto que los salarios han ganado desde 2002 medio punto por encima de la inflación anual, mientras que los beneficios empresariales han crecido una media del 9 o el 10 por ciento, muy por encima de la subida general de precios.

Por ello, ha insistido, "no tiene justificación que en tiempos de crisis se pretenda la congelación salarial".

Otras de las reivindicaciones de UGT de cara a la negociación del nuevo ANC, que espera cerrarse este mismo mes, es homogeneizar la fiscalidad de los despidos en todas las comunidades autónomas y mejorar la protección por desempleo.

Sobre este último aspecto, Ferrer ha apostado por que los empleados que se vean afectados por un expediente de suspensión temporal de empleo no consuman el periodo de prestación por desempleo si posteriormente van al paro, una medida conocida como "poner el contador a cero".

También se apuesta por la defensa del empleo de calidad, el desarrollo de planes de igualdad en las empresas, la formación y la inversión en seguridad laboral.

El ANC, que afecta en España a casi doce millones de trabajadores, no es vinculante, aunque sí facilita la posterior negociación de los convenios colectivos empresariales o sectoriales, al constituirse como referencia o punto de partida.

Etiquetas