Despliega el menú
Economía
Suscríbete

SINDICATOS

UGT deja entrever que la armonía en la 'familia socialista' peligra

Cándido Méndez advierte de que abaratar el despido sería "injusto y contraproducente".

Desde que llegó Rodríguez Zapatero a La Moncloa (2004) las relaciones dentro de la familia socialista han sido excelentes, pero la armonía peligra. El secretario general de la central UGT, Cándido Méndez, criticó este lunes la pasividad del Ejecutivo en el diálogo social y la organización del proceso. A su juicio, carece de sentido abrir mesas de negociación que luego no se desarrollan.

"Necesitamos con urgencia resultados", subrayó, tras reclamar la constitución de comisiones de seguimiento, con participación sindical, para controlar la aplicación y los frutos de las inversiones públicas extraordinarias aplicadas por el Gobierno para paliar la crisis.

Méndez compareció en la sede de UGT, donde explicó las propuestas de la central ante el declive económico. De sus palabras, se desprende que la firma del pacto-guía (Acuerdo Interconfederal de Negociación Colectiva) entre empresarios y sindicatos para los convenios de 2009 es difícil. El mayor obstáculo radica en la subida salarial. En años anteriores, la referencia fue la recomendación del Banco Central Europeo (BCE) del 2% para la previsión de inflación y el aumento de la productividad, con cláusulas de revisión. Las patronales CEOE y CEPYME se inclinan por cambiar ahora la fórmula, postura que UGT y CC OO rechazan.

Subida del 4%

El argumento de Méndez consiste en que el problema de las empresas "no está en un punto más o menos para los salarios", sino en la falta de liquidez al carecer de créditos. "Resulta imprescindible inyectar confianza y mejorar la renta de las familias preservando el empleo y subiendo los salarios, términos que se complementan", dijo. A las rentas de los trabajadores se refirió igualmente el dirigente de CC OO, Ignacio Fernández Toxo.

En un comunicado aseguró que "los salarios deben crecer por encima de la inflación", eso sí en sintonía con la situación de cada empresa o sector y de manera que las retribuciones más bajas, habitualmente destinadas a jóvenes, mujeres e inmigrantes, suban un 4% como el salario mínimo interprofesional.

Méndez lamentó otras pretensiones de las patronales como el abaratamiento del despido. Sería un cambio "injusto y contraproducente porque aumentaría el paro", dijo. "Hay que tener en cuenta que en las actuales circunstancias -continuó-- el desempleo sube en todos los países del mundo con independencia de la regulación de los mercados laborales". En su opinión, hablar de rigideces en el despido en España es desconocer la normativa existente.

Comisiones de seguimiento

El líder de UGT tampoco se mostró satisfecho con las inversiones públicas extraordinarias emprendidas por el Gobierno para afrontar la crisis. Consideró inoportuno que sean procesos desvinculados del diálogo social. "No sabemos qué pasa con los recursos. Necesitamos información", recalcó a la vez que pidió al Ejecutivo la constitución de una comisión de seguimiento participada por empresarios y sindicatos para saber "cuándo, cómo y en qué se invierten" los fondos públicos.

Las reivindicaciones de UGT ante la crisis están recogidas en un documento que se repartirá por las empresas. En resumen, la central apuesta por defender los derechos de los trabajadores con ampliación de los colectivos protegidos por la cobertura de desempleo , impulsar el diálogo social, controlar el destino y las consecuencias de los recursos públicos concedidos por el Gobierno, habilitar nuevas inversiones de este tipo, un mayor esfuerzo de coordinación entre las diferentes administraciones, construir 190.000 viviendas de protección oficial cada año hasta 2012 y prestar atención a los sectores -sanidad, servicios sociales y educación generadores de colocaciones.

"Si estas propuestas se llevan a cabo, España estará en condiciones de paliar en buena medida la destrucción de empleo en 2009", concluyó Méndez. Las recetas contra la crisis serán defendidas conjuntamente con CC OO. Ambos sindicatos desarrollarán una campaña para su difusión y conocimiento.

Etiquetas