Despliega el menú
Economía
Suscríbete

SECTOR GANADERO

UAGA augura una "hecatombe" en el ovino si no se frena el alza de los costes

La organización agraria advierte de que el sector está tan endeudado que no podrá asumir en 2011 otro "disparatado" incremento del precio de los piensos.

Zaragoza. El fantasma de 2007 planea sobre el ovino y amenaza con dar la puntilla a las ganaderías que a duras penas intentan mantener su viabilidad. Con esta crudeza, el secretario provincial de UAGA en Zaragoza, José Luis Lasheras, y la técnico responsable de sectores ganaderos de la organización agraria, Carmen Flaj, describieron la situación del sector. Lasheras recordó que, como sucedió hace tres años, la sequía vuelve a estar presente en muchas comarcas aragonesas, apenas hay pastos y alimentar a los animales con pienso se ha convertido en tarea imposible para los endeudados bolsillos de los ganaderos que vuelven a ver -no sin temor- como se disparan los precios de los cereales y con ellos los costes de producción. Mientras, los precios percibidos por el ganado se sitúan en los 60 euros por cordero, "las mismas 10.000 pesetas que nos pagaban hace 30 años", detalló Lasheras.

Goteo continuo de cierres

Por eso, el representante de UAGA auguró que "este año puede ser la hecatombe para el sector ovino", que en 2010 volvió a perder 158 explotaciones y 63.702 ovejas reproductoras, un descenso del 3,74% y del 3,71%, respectivamente.

Este goteo de cierres, según detalló Flaj, ha hecho que esta ganadería, considerada estratégica tanto por su aportación socioeconómica como medioambiental- no ha parado desde 1999. Entonces había 7.926 explotaciones que aglutinaban 2.862.149 cabezas de ganado. Ahora tan solo quedan 3.873 granjas y 1.622.715 animales. Y si el desacoplamiento total (desvinculación de las ayudas de la producción y su sustitución por un pago único) no ha provocado un mayor éxodo de ganaderos es "porque lo ha impedido la situación económica y la falta de alternativas en el mercado laboral", destacó Lasheras.

Ante esta situación, los representantes de la organización agraria reclamaron que las administraciones mantengan sus compromisos y no haya recortes en las ayudas prometidas. Exigieron además un estricto control de las importaciones procedentes de terceros países y demandaron la necesidad urgente de establecer un marco regulatorio para la comercialización, de tal modo que parte de los márgenes que incrementan el precio de sus productos en los lineales de los supermercados "repercutan en el ganadero".

Etiquetas