Economía
Suscríbete por 1€

MACROECONOMÍA

Trichet reclama a España moderación salarial y reformas estructurales urgentes

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, rompió este lunes su tradicional discreción sobre países en particulares -subraya siempre su condición de banquero central de los 330 millones de habitantes de la zona euro- y dejó claro que España debe afrontar una serie de profundas reformas estructurales para consolidar la recuperación económica y sentar las bases del futuro en la mejor condición posible.

Cambios que, dijo, «no se pueden evitar, ni se pueden posponer».

Como armazón esencial de ese giro Trichet apostó por el cambio del mercado laboral, para el que defendió «moderación en las reclamaciones salariales y flexibilidad en las retribuciones». Todo en busca más competitividad. Idéntico discurso al del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que llamó a «innovar las modalidades de contratación» para poder crear empleo incluso con poco crecimiento.

Fernández Ordóñez, que explicaba en el Senado el proyecto de Presupuestos para 2010, se declaró «muy contento» por el reciente cambio de actitud de sindicatos y Gobierno, más dispuestos desde hace un mes a consensuar una reforma laboral.

Trichet, por su parte, invitado de honor en la asamblea anual de la Asociación de Mercados Financieros, abogó por mejoras en el segmento de servicios y un impulso a la productividad «que ayudarían a reducir la dependencia de la financiación externa».

El presidente del BCE aprovechó para reclamar al Gobierno de Rodríguez Zapatero que se aplique en reconducir el déficit. «España debe asegurarse de que no pierde la credibilidad», sentenció.

Etiquetas