Despliega el menú
Economía

MEDIDAS CONTRA EL DÉFICIT

Tres millones de jubilados verán congelada su pensión de 1.000 euros

Existe un total de 7,8 millones de pensionistas que a lo largo de su carrera laboral cotizaron para tener cubierta la jubilación. De ellos, alrededor de 2,5 millones están excluidos de la congelación salarial impuesta para 2011 en el plan de ajuste del presidente Rodríguez Zapatero. El motivo radica en que reciben prestaciones mínimas. Pero existen otros tres millones que, pese a percibir menos de 1.000 euros al mes no verán revalorizada su pensión el año que viene.

El último informe del Ministerio de Trabajo e Inmigración refleja que la prestación media del sistema es de 779,23 euros al mes. El grueso del total de pensionistas, el 31,44% y más de 2,44 millones de personas, percibe entre 500 y 600 euros al mes.

Desde el grupo socialista del Congreso se intenta suavizar la repercusión de la congelación. Sin embargo, las propuestas no han tenido éxito. La revisión de las pensiones siempre ha ido unida a los Presupuestos Generales del Estado y habrá que esperar a las cuentas de 2011 para conocer el alcance definitivo de la medida.

Un ahorro de 1.500 millones

La congelación supone, en principio, un ahorro de 1.500 millones. La proyección de este menor gasto a lo largo de los próximos 20 años economizará entre 30.000 y 40.000 millones de euros.

Los grupos de la oposición en el Congreso han presentado tres mociones contra la iniciativa, en las que se han quedado solos los socialistas. Pero el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, recuerda que el Gobierno está legitimado para aplicar la congelación porque el Congreso sacó adelante el plan de ajuste.

La pensión máxima en 2010 alcanza los 2.466,20 euros mensuales. Solo el 4,45% de los pensionistas, 346.126 personas, es titular de una de ellas. Por encima de esa cantidad, es decir, el número de trabajadores que han prolongado voluntariamente su vida laboral para percibir una prestación mayor, asciende a 11.336 personas, el 0,15% del sistema. Estos datos corresponden al último informe económico financiero vinculado a los Presupuestos de 2010. Otras cifras más actualizadas elevan el total de trabajadores que retrasaron su jubilación a los 13.000.

Por otra parte, el ex presidente del Gobierno Felipe González urgió ayer a que se lleve a cabo "un buen análisis" del actual sistema de pensiones para revisarlo e incorporar al mismo "elementos de sostenibilidad y de corrección", a fin de evitar que "en quince años" se plantee "una crisis de pagos en el sistema de la Seguridad Social".

González subrayó que España se enfrenta a "un problema estructural" debido a las mayores expectativas de vida.

Etiquetas