Despliega el menú
Economía
Suscríbete

EMPLEO

Tres de cada cuatro trabajadores opina que el triunfo laboral es incompatible con la vida personal

Tres de cada cuatro trabajadores mantienen la opinión de que para lograr una brillante carrera profesional es necesario renunciar a una parte importante de la vida personal y proponen una serie de medidas para compatibilizar y conciliar los dos ámbitos.

Así, en un amplio abanico de respuestas, el 73% se inclina por un horario flexible, el 46% por la libre distribución de las horas laborales a lo largo del año, el 36% por desarrollar la actividad desde casa o a través del teletrabajo y el 19% por la reducción de la jornada o por el disfrute de una excedencia.

La opinión de los trabajadores figura en el estudio anual de la filial española de Cátenon Woridwide Executive Search, titulado «Satisfacción Laboral y Calidad de Vida 2008». Esta multinacional se dedica a la búsqueda de profesionales en 35 países distribuidos por Estados Unidos, Asia, América Latina, Países del Este de Europa, etc. El informe aborda la situación de un millar de trabajadores -52% de hombres y 48% de mujeres y aunque la muestra es baja, sus autores, aseguran que las respuestas se ajustan a la realidad.

Una de las conclusiones más relevante del documento, elaborado por quinto año consecutivo, radica en que Cátenon no detecta mayor pesimismo entre los trabajadores españoles que otros años, pese a la crisis económica. El estado de ánimo es «similar al de pasados ejercicios», subraya.

Reducción salarial

Entre las circunstancias que desvela el informe figura que un 72% de los ocupados renunciaría a parte de su sueldo en pro de incrementar su calidad de vida. La mayoría de estos trabajadores, el 42%, consciente de que cualquier concesión cuesta dinero sacrificaría un 10% del salario.

En el análisis por género, los hombres consideran imprescindible para acudir animados a su empresa disfrutar de responsabilidad y autonomía. Las mujeres prefieren buen ambiente y flexibilidad horaria. En resumen, ellos están satisfechos cuando se valora su actuación y reciben retribuciones acordes con esa situación, mientras que ellas anteponen el sentirse a gusto y entrar y salir de la empresa sin rigideces.

En cuanto a los motivos para cambiar de empleo, ambos géneros ponen en primer lugar la retribución económica. Ahora bien, los hombres sitúan en segundo lugar la responsabilidad que van a tener en el nuevo trabajo y a continuación las posibilidades de promoción y desarrollo, y las mujeres, tras la remuneración, se olvidan de la responsabilidad pero sí son partidarias de contar con posibilidades de ascender, y colocan como tercer incentivo la anhelada flexibilidad horaria.

Valores del jefe

El estudio también aborda las cualidades que los empleados más admiran en los jefes. Los hombres se sienten fascinados por la capacidad de liderazgo, de comunicación con los subordinados y de delegar. También aseguran que dan importancia a la honradez y a la humidad. Las preferencias femeninas suben al primer puesto la buena comunicación y dejan para el segundo el liderazgo. Después aprecian que sepan trabajar en equipo para valorar seguidamente la honradez y la humildad.

Por último, el informe añade que el 17% de los hombres y el 20% de las mujeres consultadas montarían su propio negocio si les tocaran 200.000 euros en la lotería. No obstante, la mayoría, el 72% en el caso masculino y el 66% en el femenino continuarían con su trabajo y gastarían el dinero en caprichos, deudas o inversiones. Y, sólo el 10% -- 6% de los varones y el 14% de las ocupadas-- se tomaría un año sabático.

Reticentes a salir fuera

Los españoles son los europeos más reticentes a trabajar en otro país, aunque en los últimos años su mentalidad a cabmiado. Prueba de ello es que el ejecutivo español de alto nivel ocupa plazas atractivas en otros Estados de la Unión, a la vez que muchas compañías españolas incorporan en sus cuadros medios y directivos a profesionales extranjeros, que «se integran a la perfección», según se desprende del estudio anual de Cátenon, sobre «Satisfacción Laboral y Calidad de Vida 2008».

En relación con la salida al exterior, el 67% de los españoles se iría a trabajar fuera de España si le surgiese una oportunidad profesional interesante, aunque sólo el 17% residiría en el extranjero durante un periodo superior a tres años. Sin embargo, apenas un 10% de los que emigrarían se conformaría con cobrar el mismo sueldo que en España, mientras que el 67% de los españoles exigiría, al menos, un 50% más de lo que gana actualmente.

El destino favorito para el 64% de los encuestados sería Europa y, dentro de la Unión, el 33% se inclinaría por el Reino Unido, el 17% por Francia y el 15% por Italia. Los motivos de esta elección se basan, según las respuestas, en la cultura y costumbres, la calidad de vida y posibilidades profesionales de los países señalados.

Etiquetas