Economía
Suscríbete

EMPLEO

Tres de cada cinco jubilados aprueban que se trabaje tras cumplir los 65 años

Para más del 90% de las personas mayores, la pensión es la principal fuente de ingresos y el 83% vive en una casa de su propiedad.

Más activos, más saludables, más independientes, con casa en propiedad y respaldados por su entorno. Así son los mayores españoles en la segunda década del tercer milenio. Son casi ocho millones de ciudadanos que han superado la barrera de los 65 años -el 16,7% de la población- y reniegan del arquetipo de la jubilación pasiva. Tres de cada cinco (60%) ven con buenos ojos la posibilidad de que se pueda seguir trabajando después de cumplir los 65 años. Ese mismo porcentaje asegura que tras la jubilación inician nuevas actividades (no laborales). Para la inmensa mayoría, la pensión es su principal fuente de ingresos. Son algunos de los datos de la encuesta de personas mayores del Imserso realizada sobre una muestra de 2.500 personas mayores de 65 años no dependientes.

Seis de cada diez encuestados aprueba que se permita extender la actividad laboral más allá de la edad de jubilación "lo que no quiere decir que quieran seguir trabajando después de esa edad", según precisó Francisco Moza, secretario general de política social y consumo. Un porcentaje que se eleva hasta el 65% cuando se pregunta por el trabajo tras los 65 a personas entre 55 y 64 años, según los datos de CIS. El 16% de los jubilados vivió el fin de su vida laboral como "una liberación, frente al 12% que sintió un vacío".

Independientes y propietarios

Los mayores aprecian su independencia, tanto que el 87,3% prefieren vivir en su casa, aunque sea sin compañía. Pero la realidad es que el 84% de los mayores vive acompañado. Casi la mitad de los mayores (47%) vive junto a una sola persona. La tendencia a convivir con hijos crece a medida que aumenta la edad. Unos datos que echan por tierra el tópico de la soledad en la vejez. El 83% de los mayores vive en una casa en propiedad, un fenómeno genuinamente español, en comparación con el entorno europeo, en el que la tasa de propiedad oscila entre el 15 y el 20%.

La pensión es la principal fuente de ingresos para más del 90% de las personas mayores. Con todo, José Luis Pindado destaca las "muchas carencias" económicas de los mayores. "Cerca de dos millones de pensionistas cobran menos de quinientos euros. Son muchos los jubilados por debajo del umbral de pobreza", denuncia.

Etiquetas