Despliega el menú
Economía
Suscríbete

RELACIONES LABORALES

Trabajo pide a las empresas negociar más flexibilidad antes que recurrir a los ERE

Antonio Alastrué destaca el incremento en la utilización de los expedientes de reducción de jornada.

Aunque los trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo fueron el año pasado bastantes menos que en 2009 -13.966, frente a los 36.177 del año anterior- sí hubo un repunte importante, en términos relativos, de los ERE de extinción, al afectar a casi el 29% de trabajadores cuando el año anterior no llegaban al 10%. Son datos que el director general de Trabajo, Antonio Alastrué, presentó ayer en las Cortes a petición del grupo popular. En su comparecencia, destacó que un buen número de ERE de extinción, probablemente más del 60%, parten de suspensiones de empleo previas y que en los últimos tres años los empleos perdidos por extinciones rondan los 10.000.

Por eso, Alastrué pidió a las empresas negociar al máximo medidas de flexibilidad interna antes que recurrir a los ERE: "Los expedientes si no se presentan mejor, pero si al final resulta inevitable, mejor los de suspensión o reducción de jornada".

En este sentido, se refirió al aumento que en el tercer cuatrimestre de 2010 tuvieron precisamente los expedientes de reducción de jornada que pasaron de 47 en 2009 a 90 el año pasado. Alastrué explicó que este incremento -del 4% al 11%- se debe a los cambios introducidos por la reforma laboral. Si antes de la misma las reducciones tenían que ser como mínimo de un tercio de la jornada, ahora ese ratio se ha bajado hasta el 10% y además, a los trabajadores no se les computa en el desempleo por días sino por horas.

Por sectores, donde más ha aumentado la presentación de ERE, es en la construcción. Mientras en 2009 hubo 1.344 trabajadores afectados, en 2010 esta cifra aumentó a los 1.880. En Industria y Servicios, en cambio, se nota un descenso.

Por último, Alastrue destacó que el 91% de los ERE llegaron con acuerdo, mientras que los aprobados sin pacto y los rechazados suponen, respectivamente, en torno al 4%. Asimismo, reconoció que los despidos individuales de principios de año, comparados con los del último cuatrimestre, han aumentado entre el 5% y 6%.

Etiquetas