Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CONFLICTO LABORAL

Inspección de Trabajo anula el cierre patronal de Pipelife

La Inspección de Trabajo ha anulado el cierre patronal decretado por la dirección de la empresa del centro de trabajo de Pipelife en el polígono zaragozano de Malpica, según ha afirmado este domingo el dirigente de UGT Pedro Centeno, quien ha anunciado que continuarán las movilizaciones contra el expediente de regulación de empleo (ERE), que sigue un proceso administrativo independiente.

Más de 100 trabajadores de esta firma internacional, dedicada a la fabricación de tuberías plásticas, se han concentrado a las 18.00 de esta tarde en la Plaza de España de la capital aragonesa, donde han coreado consignas y han recordado que el Grupo Pipelife tiene beneficios suficientes para mantener abierta la fábrica de Malpica.

Pedro Centeno ha indicado que la Inspección de Trabajo les ha comunicado su decisión de no autorizar el cierre patronal, lo que los sindicatos ven como un alivio, ya que lo consideraban una medida de presión.

Centeno ha explicado que el cierre patronal conlleva el impago de la nómina, al no haber trabajado los empleados, lo que unido al recorte de parte del salario anterior por los días de huelga, hubiera sido "dramática" en más de una familia de trabajadores de Pipelife, sobre todo en el actual contexto de crisis.

Con la decisión de la Inspección de Trabajo, Pipelife deberá abonar a los empleados el salario acumulado por los días de cierre ya realizados.

Pedro Centeno ha comentado que, al margen de la decisión de la Inspección de Trabajo, la Dirección General de Trabajo del Gobierno de Aragón continúa analizando el ERE de extinción de los 103 empleados de Malpica "con una indemnización mínima" que no es acorde con la capacidad económica de este grupo multinacional y la antigüedad de sus empleados en España.

Centeno ha dicho que Pipelife cierra la planta de Malpica, la que tiene en España, por una decisión "política" de su junta directiva y ha exigido que todos los empleados sean indemnizados con la mayor cantidad posible.

Los sindicatos instan a llegar a un acuerdo "razonable" y seguirán reclamando a las instituciones que no acepten el cierre patronal, puesto que en caso contrario el resto de las empresas utilizarán el cierre unilateral como herramienta para "negociar" con los sindicatos

Etiquetas