Despliega el menú
Economía

LA CAJA MANTIENE SU POSICIÓN, PESE A LA CRISIS

Standard & Poors mantiene la calificación de Ibercaja

La agencia de calificación Standard & Poor¿s sigue realizando su proceso de revisión de las entidades financieras españolas. Así, ha confirmado las calificaciones crediticias de Ibercaja ¿a largo y corto plazo¿ manteniéndolas en la ¿A¿ y A-1¿

La agencia de calificación Standard & Poor’s sigue realizando su proceso de revisión de las entidades financieras españolas. Así, ha confirmado las calificaciones crediticias de Ibercaja “a largo y corto plazo” manteniéndolas en la “A” y A-1”, según informó ayer la caja aragonesa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La caja de ahorros mantiene así su posición pese a la crisis económica. Sin embargo, la agencia modifica la perspectiva “desde estable a negativa” debido a la “dificultad e incertidumbre” que la entidad prevé para España en los próximos años.

También La Caixa mantiene en el rango ‘AA’ los ratings a largo plazo de Standard & Poor’s. La agencia confirmó ayer los ratings “AA-” a largo plazo y de “A1+’ a corto plazo, informó la entidad. S & P señaló la capacidad de la entidad para generar ingresos y mantener un adecuado nivel de rentabilidad, liquidez y solvencia, así como la capacidad de la red comercial de la entidad. Con todo, la agencia mantiene la perspectiva negativa de los ‘rating’ de La Caixa debido (como con Ibercaja) a la incierta evolución de la economía española, en un entorno operativo cada vez más complejo. La agencia también ha confirmado el ‘rating’ de la deuda subordinada y de las preferentes.Kutxa, a la baja

En la revisión de las entidades, Standard & Poor’s ha revisado a la baja la nota de solvencia a largo plazo de Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Guipúzcoa y San Sebastián (Kutxa) desde ‘A+’ hasta ‘A’ con perspectiva “negativa”.

Por otro lado, S&P decidió confirmar los ‘ratings’ a largo y corto plazo de Caja Madrid (’A/A-1’), Banco Popular (’A/A-1’), Sabadell (’A/A-1’) y Bankinter (’A/A-1’).

La agencia de calificación ha decidido rebajar la perspectiva de algunas entidades después de la revisión efectuada por la calificadora de riesgos del conjunto del sistema financiero español, que se verá afectado por un entorno económico a medio plazo “más duro” con un crecimiento medio anual del PIB del 0,7% entre 2010 y 2016.

La agencia ha revisado al alza su estimación de pérdidas de crédito potenciales para el conjunto del sistema financiero español, hasta 99.300 millones de euros entre 2009 y 2011, lo que supone un 21,7% más que su anterior estimación. El nuevo cálculo de pérdidas acumuladas para el sector financiero español entre 2009 y 2011 representa el 5,3% del total de la cartera de préstamos al sector privado doméstico a finales de 2008.

Etiquetas