Despliega el menú
Economía
Suscríbete

LA CRISIS ECONÓMICA

Standard & Poor's cree que el déficit autonómico batirá récords en 2010

La agencia de calificación crediticia pronostica una subida "sin precedentes" de los niveles de deuda de las comunidades este año y prevé solo una mejora "suave" en 2011 y 2012.

Standard & Poor's (S & P) cree que el déficit de las comunidades autónomas batirá en 2010 todas las marcas. Así lo hizo saber esta agencia de calificación crediticia a través de un comunicado, en el que reitera su intranquilidad ante la deriva negativa experimentada por las cuentas públicas españolas, que ha llevado al Gobierno a presentar un duro plan de ajuste para ahorrar 15.000 millones de euros este año y el próximo.

"Anticipamos que, en 2010, las comunidades autónomas españolas experimentarán su peor comportamiento fiscal de la historia reciente", señala el analista de S&P Lorenzo Pareja en un informe que insta a los gobiernos regionales a aplicar recortes de gasto "inmediatos", para evitar que el desequilibrio presupuestario se conviertan en un problema estructural.

Los números rojos de los ejecutivos autonómicos, que hoy gestionan dos de cada tres euros de gasto público que se realiza en España, podrían llegar a representar este año el 20% de sus ingresos, según S&P. Pese a que la agencia prevé una mejora "suave" en el comportamiento presupuestario para 2011 y 2012, considera que los niveles de déficit superen el 10% del total de ingresos de las comunidades. Asimismo, Pareja pronostica una subida "sin precedentes" de los niveles de deuda pública de las comunidades, que podría sobrepasar el 110% de sus ingresos en 2012 si no se toman medidas adecuadas.

S&P basa su previsión de un escenario tan nocivo para los esfuerzos de consolidación fiscal en dos factores. El primero, los bajos niveles de crecimiento del conjunto de la economía española, que cifra en un 0,9% del PIB en el conjunto del período 2010-2013 y que lastrará el crecimiento de los ingresos impositivos de los gobiernos autonómicos. El segundo sería la propia desconfianza de la agencia calificadora en la capacidad de las administraciones regionales para reducir sus gastos, debido al "carácter social" de algunas de sus competencias y a su deseo de mantener "ambiciosos" programas de inversión.

Déficit regional

Pese a todas las dificultades y recelos, S&P aprecia esfuerzos "crecientes" de las comunidades autónomas por limitar gastos, entre ellos el compromiso alcanzado en marzo pasado con el Gobierno para recortar 1.500 millones en gasto farmacéutico. Asimismo, valora las «presiones» del Ejecutivo -y las que, a su vez, este recibe de la Unión Europea- para que estabilizar las cuentas. Por todo ello, considera que los gobiernos regionales deberían ser capaces de "cumplir los objetivos presupuestarios".

La UE y las agencias

Por otro lado, Europa y Estados Unidos están intentando sincronizar la reglamentación de los mercados financieros siguiendo las indicaciones del G-20, y en ese sentido habría avances en las regulaciones relacionadas con las agencias de calificación.

El comisario Barnier, responsable de Mercado Interior y Servicios, informó ayer en Bruselas que, sin plantear abiertamente la posibilidad un organismo europeo que se ocupe de lo que hoy hacen firmas como Standard & Poor's, Moody's o Fitch, decía ayer echar de menos algo más de diversidad en un sector dominado por los estadounidenses. La Comisión trabaja actualmente en propuestas para facilitar la supervisión centralizada de estas agencias y para mejorar apreciablemente su transparencia.

Barnier cuestionó ayer, asimismo, el papel que tienen estas agencias a la hora de calificar productos complejos y deuda pública, así como la "automaticidad" de las consecuencias de las notas en las "decisiones de los inversores" y las "exigencias de capital impuestas". Los líderes europeos han acusado en las últimas semanas a las agencias de calificación de agravar la crisis de endeudamiento de la eurozona por haber degradado simultáneamente la nota de la deuda de Grecia, Portugal y España.

Etiquetas