Despliega el menú
Economía
Suscríbete

DEBIDO A LA CRISIS

Solbes reconoce que el salario mínimo interprofesional subirá, "pero más lentamente"

El vicepresidente económico afirma que los compromisos asumidos por el Gobierno socialista en su programa electoral deben manterse en los plazos temporales establecidos, aunque insistió en que habrá que "ir ajustando" los distintos elementos a la realidad económica

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, reconoció este lunes que el salario mínimo interprofesional (SMI) subirá, "lógicamente", de una manera más lenta de lo que hubiera previsto el Gobierno "en otras circunstancias económicas".

Solbes, en declaraciones a los periodistas tras participar en la V Conferencia de Embajadores en la AECID, explicó que los compromisos asumidos por el Gobierno socialista en su programa electoral deben manterse en los plazos temporales establecidos, aunque insistió en que habrá que "ir ajustando" los distintos elementos a la realidad económica.

"Los objetivos hay que mantenerlos y mantenerlos en los plazos temporales establecidos en el programa y lógicamente hay que ver la realidad e ir ajustando unos y otros elementos. Por ejemplo, el salario mínimo subirá lógicamente más lentamente que lo que hubiéramos previsto en otras circunstancias económicas", argumentó.

El vicepresidente económico señaló que el Gobierno analizará cómo "encajar las cifras micro" con la cifra global del presupuesto, y adelantó que las cuentas públicas de 2009 serán "bastante restrictivas" por el lado del gasto. Así, dijo, como el Ejecutivo mantendrá los compromisos que adquirió en su momento, se tendrán que "retocar otras cosas" dentro de los Presupuestos Generales del Estado para 2009.

Solbes insistió en que le gustaría que éstos salieran adelante con el mayor apoyo político posible. En este sentido, y preguntado por la posibilidad de que Unión del Pueblo Navarro (UPN) se desmarque de la línea del PP y respalde los PGE, el titular de Economía y Hacienda afirmó que sería "bienvenida" cualquier fuerza política que quisiera discutir y apoyar las cuentas de 2009.

Etiquetas