Despliega el menú
Economía

CRISIS ECONÓMICA

Según el Banco de España la economía española mejorará en algún momento del 2010

José Luis Malo de Molina, director general del Banco de España, ha informado de que lo peor "ya ha pasado" y ha anunciado que "en algún momento de 2010 volveremos a tener cifras positivas" de crecimiento, aunque el horizonte está "lleno de incertidumbres" y la recuperación será "débil y lenta".

El director general del Banco de España, José Luis Malo de Molina, ha apuntado que "en algún momento de 2010" la economía española volverá a registrar tasas positivas de crecimiento.

El alto directivo del banco central español ha criticado, no obstante, la "obsesión" por pronosticar cuándo saldrá España de la actual crisis y ha resaltado que es más importante acometer las reformas estructurales necesarias para salir de ella con fuerza.

Malo de Molina ha intervenido en una jornada de trabajo en Bilbao sobre la crisis económica, en la que ha considerado que lo peor "ya ha pasado" y ha anunciado que "en algún momento de 2010 volveremos a tener cifras positivas" de crecimiento, aunque el horizonte está "lleno de incertidumbres" y la recuperación será "débil y lenta".

En el momento actual, según Malo de Molina, la economía española comienza a "reducir la intensidad de la contracción, pero continúa a la baja", por lo que el crecimiento futuro tendrá que "absorber retrocesos muy importantes" y se tardará en "recuperar los niveles de producción" de antes de la crisis.

Ha estimado que la contracción de la demanda que se está produciendo en España está teniendo un efecto positivo, como es "contribuir a corregir" ciertos desequilibrios de la economía. Entre ellos ha citado la reducción del ratio de endeudamiento y del diferencial de inflación, que "por primera vez se sitúa por debajo del área euro". En esta línea ha subrayado que el riesgo de deflación, "que ha sido siempre pequeño, es ahora mínimo".

El rasgo más negativo, ha señalado, es que "la economía española está desplazando toda la intensidad de ajuste hacia el empleo", lo que, a su vez, "condiciona y dificulta" las expectativas de recuperación futura. Ha recalcado que, en este marco, la política económica "tiene un papel decisivo", porque la crisis "no va a pasar sola", sino que es preciso "movilizar los resortes" para sentar las bases de una recuperación sólida.

En el terreno fiscal, según ha expuesto, "se ha agotado el margen de un política expansiva" que, en el marco de la crisis económica, ha conducido a un deterioro del saldo presupuestario de cerca de 12 puntos, y es preciso "establecer una senda de consolidación fiscal", para que se perciba "de manera creíble que España está en el camino de la estabilidad presupuestaria".

"Y cuando hay un déficit tan alto -ha argumentado- se deben adoptar medidas ambiciosas y hacerlo de una forma transparente. Para ello habrá que recurrir a todos los instrumentos de política presupuestaria, pero la preferente es el control del gasto público, sobre todo el improductivo, y a medidas de carácter fiscal".

Ha dicho que el principal instrumento que tienen las autoridades en este momento son las reformas estructurales, que debieran abarcar un conjunto amplio: desde el mercado del trabajo, a los sectores monopolísticos y el sistema financiero.

En cuanto al mercado de trabajo, ha abogado por introducir las reformas que permitan "maximizar la capacidad de generar empleo". Se ha mostrado partidario de vincular los salarios a la situación real de cada empresa y ha defendido un sistema de protección al empleo más "agresivo", no tan "pasivo" como el actual, y que ofrezca al desempleado posibilidades en encontrar una nueva ocupación.

Sobre el sistema financiero español ha destacado que, aunque ha afrontado bien la crisis internacional, no quiere decir que esté "libre de problemas", entre los que citó el deterioro de la calidad de las inversiones crediticias, el estrechamiento de márgenes o la anulación de los colchones establecidos por las autoridades monetarias. "Es muy importante -ha enfatizado- que el sistema financiero se mantenga sano y solvente para cuando se produzca la salida de la crisis".

Etiquetas