Despliega el menú
Economía
Suscríbete

LA CRISIS, EN EUROPA

Sarkozy convoca a Alemania, Reino Unido e Italia para buscar una respuesta europea a la crisis

El presidente francés apoya las operaciones de rescate de bancos en Reino Unido, Bélgica, Países Bajos, Luxemburgo y Alemania

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, anunció este lunes que en los "próximos días" convocará una reunión en París de los países europeos del G-8 (Francia, Alemania, Reino Unido e Italia), con el objetivo de buscar una respuesta europea ante la crisis financiera.

La reunión, a la que también esarán invitados el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, el del Banco Central Europeo (BCE) y el del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, servirá para preparar la cumbre internacional que pide el propio Sarkozy para "refundar un nuevo sistema financiero internacional".

Sarkozy expresó su pleno respaldo al plan de rescate del banco belga-holandés Fortis orquestado por Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo y apoyó también la nacionalización por parte de Reino Unido de Bradfort & Bingley, así como la inyección de capital público por parte de Alemania en la entidad hipotecaria Hypo Real State.

"En Reino Unido, Bélgica, Luxemburgo, Países Bajos y Alemania, los Estados han intervenido para garantizar la seguridad y la estabilidad del sistema financiero en sus países y en Europa. Apoyo sin reservas estas iniciativas. No debemos ceder ante la desestabilización, tenemos que apoyar a nuestros bancos", dijo Sarkozy en rueda de prensa al término de la cumbre entre la UE e India, durante la cual reiteró que el Gobierno francés está dispuesto a intervenir cuando sea necesario.

El presidente francés calificó también de "buena noticia" que el Congreso estadounidense haya llegado a un acuerdo sobre el plan de rescate bancario, pero dijo que se necesitan soluciones estructurales para que la actual crisis no se repita. Por ello, reiteró su llamamiento para celebrar en las "próximas semanas" una cumbre internacional sobre la crisis.

Sarkozy señaló que la reunión previa entre los países europeos del G-8 servirá para "preparar en las mejores condiciones" la cumbre internacional y para que "Europa hable con una sola voz". "Europa ha demostrado en el conflicto entre Rusia y Georgia que existía. Ahora debemos mostrar una determinación política, económica y financiera igual de grande ante la crisis que conocemos", afirmó.

El presidente francés anunció además junto con Durao Barroso que presentará nuevas iniciativas para recuperar la estabilidad del sistema financiero en la cumbre de líderes europeos que se celebrará el 15 de octubre en Bruselas.

Por su parte, el presidente de la Comisión elogió la "excelente colaboración" del fin de semana entre varios Gobiernos y reguladores europeos, en referencia a la respuesta a la crisis de Fortis, y celebró también el acuerdo sobre el plan de rescate estadounidense. "Es evidente que son medidas indispensables para restablecer la confianza en el mercado", dijo Barroso, que respaldó sin fisuras las reuniones convocadas por Sarkozy.

Etiquetas