Despliega el menú
Economía
Suscríbete

ECONOMÍA ESPAÑOLA

Salgado asegura que la reforma de las pensiones ahorrará 3,5% del PIB en 2050

La ministra dice que reducirá la prima de riesgo y Gómez que se pagará «más y mejor».

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, y la vicepresidenta Elena Salgado, ayer en el Congreso.
Salgado asegura que la reforma de las pensiones ahorrará 3,5% del PIB en 2050
E. NARANJO/EFE

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, y el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, defendieron ayer ante la comisión del Pacto de Toledo la reforma de las pensiones firmada con los agentes sociales. Ambos trataron de desgranar las bondades del acuerdo para tratar de convencer a los partidos políticos de que esta modificación es la mejor posible y conseguir su apoyo para su tramitación parlamentaria. Salgado destacó que la modificación del sistema de la Seguridad Social permitirá un ahorro de 3,5 puntos del Producto Interior Bruto (PIB) en 2050. Eso supondrá que este índice se reducirá del 15,7 pronosticado por la Unión Europea para mediados de siglo a un 12,2.

«Si nos retrasamos, lo que es una ventaja hoy se convertirá en un inconveniente mañana», expuso Salgado, quien indicó que estas medidas asentarán las bases de un nuevo modelo productivo, con un crecimiento más sostenido y con empleo de mayor calidad.

La vicepresidenta reiteró la necesidad de esta reforma. De no adoptarse, denunció, el sistema de pensiones hubiese incurrido en déficit en menos de diez años. Los portavoces en la comisión le reprocharon esas predicciones, ya que «en cada comparecencia son diferentes a la anterior» e incluso la Fundación Ideas -el instituto de pensamiento político del PSOE- auguró la semana pasada que esto sucederá en 2014.

 

Fortalecer el corazón

Valeriano Gómez subrayó que la reforma mantiene la esencia de las recomendaciones del Pacto de Toledo. Recalcó que así se da confianza y se tranquiliza a la sociedad española, mientras «fortalece el corazón del Estado de bienestar». El ministro defendió que la reforma es la «mejor de las posibles» porque cuenta con el aval de los agentes sociales y el Pacto de Toledo, y garantizará «más y mejores pensiones» para el futuro.

Gómez fue el encargado de detallar el articulado de la reforma y defendió, ante las críticas de la oposición, que el incremento del periodo de cálculo de 15 a 25 años será «compatible con subidas de pensiones a medio y largo plazo». Recalcó además que la Seguridad Social parte de una situación de superavit, aunque sea del 0,2%.

«Se va a hacer la reforma que quiere el Gobierno y solo nos piden que nos unamos a él, sin realizar ninguna modificación», censuró el portavoz del Partido Popular, Tomás Burgos. Las minorías de izquierda del Congreso también fueron muy críticas con el acuerdo económico y social, ya que se guía por el dictado de los mercados.

El representante del PNV, Emilio Olabarría, tildó de «solemne» la comparecencia de Salgado y Gómez, pero sin «contenido útil» y con poco debate posible. «Se están haciendo las cosas razonablemente bien, pero está claro que el Ejecutivo hubiese podido gobernar mucho mejor si no hubiese postergado estas decisiones», manifestó el parlamentario de CiU Carles Campuzano.

Etiquetas