Despliega el menú
Economía

EMPRESAS

Saica invertirá 150 millones de euros en El Burgo y Azaila y creará más de 200 empleos

El grupo papelero levantará una planta de valorización para el aprovechamiento energético de los subproductos. El proyecto incluye un complejo medioambiental que albergará renovables

Al mal tiempo, buena cara. Así parece responder Saica (Sociedad Anónima Industria Celulosa Aragonesa) a la delicada situación que atraviesa la economía española e internacional. Y es que el grupo papelero va a invertir en los próximos tres años un total de 150 millones de euros en la localidad zaragozana de El Burgo de Ebro y en el municipio turolense de Azaila. Una inversión que creará más de 200 puestos de trabajo (directos e indirectos).

Lo adelantó ayer el presidente de Saica, Eduardo Aragüés, durante la visita del rector de la Universidad de Zaragoza, Manuel López, a la sede central de la empresa. En El Burgo de Ebro, Saica tiene previsto levantar una planta de valorización energética. Hasta ella llegarán los subproductos derivados del aprovechamiento del papel reciclado que la empresa utiliza como materia prima para la producción de cartón y que, en la actualidad, tiene como destino el vertedero. En dicha planta, estos productos serán convertidos en biocombustible que producirá energía eléctrica que será aprovechada por la propia planta productiva.

Además, según detallaron ayer fuentes de la empresa, dicha planta estará asociada con un "complejo medioambiental" situado en Azaila. Allí ocupará una total de 100 hectáreas, de las que 20 serán destinadas a la clasificación y almacenaje de las cenizas generadas en la planta. El resto albergará un parque fotovoltaico y, si las condiciones de la zona lo permiten, se destinará también a la producción de energía eólica.

Con este proyecto "Saica cumple por un lado con la legislación, y por otro, se aprovecha del potencial energético de estos subproductos en un mundo donde es difícil encontrar energías alternativas al petróleo", destacó Aragüés. Según fuentes de la empresa, ambos proyectos, que utilizan una tecnología punta muy demandada actualmente por la industria europea, se encuentran en estos momentos en tramitación administrativa.

Ahorro de costes

Saica no solo quiere cumplir la norma europea y nacional que establece que la valorización energética debe tener preferencia medioambiental sobre la eliminación en vertedero. También quiere apostar por el respeto al medio ambiente, la reducción de costes. De hecho, la compañía destaca que con este proyecto se evitará la emisión de 520.000 toneladas/año de CO2, y conseguirá un notable ahorro en costes energéticos o de transporte. Y, sobre todo, explicaron desde la empresa, el proyecto va a permitir que Saica mejore en competitividad.

La multinacional papelera aragonesa supera los 9.000 trabajadores, de los que 900 están en centros ubicados en Aragón. En 2007, Saica alcanzó una facturación de unos 1.600 millones de euros, obtenidos a través de sus centros ubicados en España, Francia, Portugal, Italia, Reino Unido e Irlanda.

Etiquetas