Economía

AGENCIAS DE CALIFICACIÓN

Standard & Poor's quita la triple A al fondo europeo de rescate

El fondo sigue manteniendo la máxima calificación por parte de las otras dos grandes agencias, Moody's y Fitch, lo que subraya su "solidez", según su presidente, Klaus Regling.

Standard&Poor's rebaja la calificación de Italia
EFE

La agencia de calificación Standard & Poor's (S&P) retiró la triple A al fondo temporal de rescate de la eurozona y la dejó en AA+, un movimiento que, según el BCE, afectará la capacidad de intervención del instrumento, pero que para el área de la moneda única no tendrá consecuencias.

La decisión de S&P llegó solo tres días después de que la agencia rebajase la calificación de nueve países del euro, entre ellos Francia y Austria, a quienes quitó la triple A de la que disponían.

La degradación de la nota del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) era esperada, por tanto, dado que S&P vincula la calificación del mismo a la de los Estados miembros que lo garantizan.

Según la agencia, el FEEF podrá recuperar la triple A si los países le ofrecen nuevas garantías, a lo que hasta ahora se han negado varios gobiernos, entre ellos el de Alemania, el mayor contribuyente de avales.

S&P, al mismo tiempo, advirtió de que la nota del fondo es posible que se vea rebajada aún más, si se considera que la solvencia de los países que lo apoyan puede reducirse en los próximos dos años.

La eurozona restó importancia a la rebaja anunciada por la agencia y aseguró que ésta no reducirá la capacidad de préstamo del FEEF.

"El Fondo Europeo de Estabilidad Financiera tiene medios suficientes para cumplir con sus compromisos bajo los actuales y posibles futuros programas de ajuste y seguirá siendo respaldado por garantías incondicionales e irrevocables de los Estados miembros de la zona euro", indicó en un comunicado el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.

El primer ministro luxemburgués recalcó la "solidez" del fondo, que, a su juicio, está reafirmada por el hecho de que las otras dos grandes agencias de calificación, Moody's y Fitch, siguen concediéndole la máxima nota y no han expresado intención de modificarla.

El presidente del propio FEEF, el alemán Klaus Regling, se pronunció en el mismo sentido.

Sin embargo, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, opinó que los países de la eurozona que gozan aún de la máxima calificación crediticia tendrán que aumentar sus contribuciones al fondo, si quieren que mantenga su capacidad de intervención.

"La rebaja del FEEF tiene consecuencias", señaló Draghi en el Parlamento Europeo pocos minutos después de conocerse la noticia.

Advirtió de que para mantener la misma capacidad de préstamo con el mismo tipo de interés "se necesitan contribuciones adicionales de países (que conservan aún la) triple A".

El FEEF está respaldado por las garantías -por valor de 780.000 millones de euros- de los países de la eurozona, especialmente de los países triple A.

Así, el fondo tiene una capacidad efectiva de préstamo de 440.000 millones de euros, aunque en realidad es ya solo de 250.000 millones de euros si se descuentan los rescates de Grecia, Portugal e Irlanda.

En julio próximo, un año antes de lo previsto, entrará en vigor el fondo permanente de rescate.

Tendrá un capital suscrito de 700.000 millones de euros, de los que 80.000 millones serán aportaciones directas de capital por parte de los Estados de la zona euro en cinco entregas anuales iguales, mientras que los 620.000 millones restantes se aportarán como capital movilizable y garantías, lo que le permite actuar con más rapidez y flexibilidad.

Juncker recordó hoy que, al contar ese mecanismo con su propia base de capital, se verá menos afectado por las calificaciones de los países de la zona euro.

El pasado viernes, S&P rebajó las notas de Francia, Austria (que perdieron la triple A), Italia, España, Portugal, Malta, Eslovaquia, Eslovenia y Chipre, todos ellos miembros de la eurozona, afectados por "problemas políticos, financieros y monetarios", según la agencia.

Así, para S&P, solo Alemania, Luxemburgo, Finlandia y Holanda son merecedores a día de hoy de la máxima calificación dentro de la zona euro.

Las últimas decisiones de la agencia estadounidense han sido duramente criticadas por la Comisión Europea (CE), que hoy aseguró que suponen una "seria malinterpretación" de la respuesta anticrisis del bloque.

Etiquetas