Despliega el menú
Economía
Suscríbete

DIÁLOGO SOCIAL

Rubalcaba admite las "diferencias" que separan a las partes

Gobierno y agentes sociales retoman mañana los contactos para reformar las pensiones.

Los contactos entre el Gobierno y los agentes sociales para llegar a un gran pacto sobre la reforma de las pensiones proseguirán el lunes, día en que las partes pondrán sobre la mesa sus respectivas propuestas, según explicaron fuentes del Ejecutivo. El vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, admitió ayer que persisten las "dificultades" pese a la voluntad de diálogo expresada por el Gobierno, los sindicatos y CEOE, que quedó plasmada en un comunicado conjunto tras su reunión del viernes.

Rubalcaba reconoció la complejidad que rodea a esta negociación, aunque resaltó que el encuentro del viernes -primero a tres bandas después de siete meses- "fue bien" y sirvió para constatar que "la voluntad de diálogo y de acuerdo existe". Aún así, puntualizó que "eso no nos puede llevar a esconder que los temas a tratar son muy complejos y que las posiciones de partida son muy diferentes". El vicepresidente explicó que, en paralelo, el Ejecutivo ha iniciado un proceso de diálogo "con el resto de grupos parlamentarios", para ensanchar las discusiones a otras cuestiones como la política energética.

Las fuentes del Ejecutivo consultadas detallaron que la reunión del viernes, que consistió en un almuerzo de trabajo, no pasó de ser un "primer contacto" entre Gobierno y agentes sociales. Pero en el encuentro del lunes, al que podrían asistir también técnicos de las partes, habrá un primer "cruce de papeles" y un "intercambio" de propuestas.

Reforma laboral

El núcleo central de las conversaciones seguirá siendo la reforma del sistema de pensiones. Si hay un acuerdo en esta materia, "habrá acuerdo en todo", avanzaron dichas fuentes. Los cambios en la negociación colectiva, uno de los grandes flecos pendientes de la reforma laboral, seguirá siendo un terreno acotado a sindicatos y empresarios.

El Ejecutivo introdujo la semana pasada una serie de cambios en el borrador presentado a los sindicatos, encaminadas a suavizar los aspectos más duros de la reforma laboral. En concreto, propuso establecer una serie de limitaciones al despido objetivo con 20 días de indemnización por causas económicas. A cambio, trataría de que los sindicatos aceptaran su propuesta de retrasar la edad de jubilación a los 67 años.

Etiquetas