Despliega el menú
Economía

Reducir la jornada para evitar despidos

El decreto ley que reforma el mercado de trabajo incluye una medida adoptada en Alemania para evitar despidos mediante la rebaja de la jornada laboral.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.
Reducir la jornada para evitar despidos
AFP PHOTO

El esperado decreto ley que reforma el mercado de trabajo en España incluye dos medidas que han sido 'inventadas', probadas y que han funcionado con éxito en otros países europeos. Se trata de la fórmula utilizada en Alemania para reducir la jornada laboral sin que el trabajador pierda salario (la parte que no paga el empresario es compensada a través de la prestación por desempleo) y el fondo de capitalización de la indemnización por despido que se ha puesto en marcha en Austria. Aunque esta última, una de las iniciativas más novedosas de todas cuantas se habían avanzado, va a quedar pospuesta un año.

En el caso del llamado modelo alemán, se regula la suspensión del contrato o la reducción de la jornada por causas económicas, técnicas, organizativas, de producción o derivadas de fuerza mayor. La novedad con respecto a lo que ya había en la legislación española es que esta medida podrá ser aplicada cualquiera que sea el número de trabajadores de la empresa y del número de afectados. La nueva norma permite reducir la jornada entre un 10% y un 70%. El límite que impone la ley es que esta reducción no podrá ser aplicada durante un plazo superior a un año. Para este supuesto de rebaja de jornada se prevé la percepción parcial del desempleo.

Para el catedrático de Derecho del Trabajo y decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Zaragoza, Juan García Blasco, esta es una propuesta que demostrará su eficacia si evita despidos. En su opinión, llega tarde puesto que la destrucción de empleo ya se ha producido: "Si se hubiera podido utilizar antes -argumenta- quizá se hubieran frenado los despidos". "Habrá que esperar a ver -dice- qué utilización se hace de esta medida, cuyo fin último es evitar la extinción de contratos".

Flexibilidad laboral

García Blasco destaca que es novedosa porque introduce grados de flexibilidad difíciles con la legislación actual. En este misma línea van los puntos que regulan condiciones de trabajo como la movilidad geográfica o la organización irregular de la jornada.

En cuanto al modelo austríaco, el Fondo de Capitalización será efectivo durante toda la vida laboral del trabajador y se nutrirá de una cuantía equivalente a un número de días de salario por año de servicio (que está por determinar). El trabajador podrá rescatar este fondo en caso de despido, de movilidad geográfica o para actividades de formación. Las indemnizaciones por despido a las que el empresario tuviera que hacer frente se reducirían en un número de días de salario por año de servicio equivalente al que se determine para la constitución del fondo. La parte del fondo que el trabajador no haga efectiva no la perdería sino que la percibiría a su jubilación.

La razón por la que el Gobierno ha preferido posponer su puesta en marcha hay que buscarla en la crisis económica, ya que el fondo será capitalizado con recursos empresariales y aún no se ha negociado con la patronal la cuantía, calculada en número de días por año de servicio.

Etiquetas