Economía

LA NUEVA OPEL

Rechazo unánime de los sindicatos de GM al paro convocado por CGT

Consideran que el calendario de movilizaciones tiene que ser consensuado por el comité

imagen de archivo de uan reunión de la permanente del comité de GM el pasado mes de febrero.
Rechazo unánime de los sindicatos de GM al paro convocado por CGT
j. m. Marco

El llamamiento que CGT hizo el viernes al resto de las secciones sindicales en la planta de General Motors en Figueruelas para que participaran en los paros de cuatro horas que ha convocado para el día 6 de octubre no ha conseguido adhesión alguna. Todo lo contrario. Ya fuera de UGT, o de Comisiones Obreras, de USO, OSTA o de Acumagme, ayer todos sus portavoces en el comité de empresa de la factoría zaragozana consideraron "inoportuna" la convocatoria unilateral de esta huelga de cuatro horas por turno. Una protesta que, en palabras de CGT, tiene como objetivo que todos los trabajadores de la fábrica puedan participar en una asamblea general que este sindicato celebrará ese mismo día para ofrecer a la plantilla los datos disponibles hasta ahora sobre el proceso de compra de Opel por parte del consorcio de la austriaco-canadiense Magna y su socio ruso Sberbank.

 

"Cualquier acto que se realice por libre solo va a servir para dar imagen de desunión del comité". Es la opinión del presidente del órgano de representación de los trabajadores, José Juan Arcéiz, que recordó que existe un acuerdo del pleno del comité por el que se establecía que si Magna no modificaba el plan industrial que presentó para Figueruelas se establecería un calendario de movilizaciones e incluso se plantearía la posibilidad de "parar la planta zaragozana".

Tiempo de espera

Pero ahora es tiempo de esperar. En ello coinciden todas las secciones sindicales, dado que el nuevo inversor ha movido ficha y se ha mostrado dispuesto, al menos, a revisar sus iniciales pretensiones, que suponían la reducción de la producción de Figueruelas - y su traslado a Eisenach- y el despido de 1.672 de sus trabajadores.

 

"Cada sindicato es muy libre de hacer lo que considere", matizó Pedro Bona, secretario general de la sección sindical de UGT. Pero dicho esto, Bona tachó de "totalmente inoportuna" la convocatoria de CGT, porque, en su opinión, "no es momento de amenazar más".

"No vamos a bajar la guardia"

Bona insistió en que la plantilla tiene que estar tranquila porque los representantes sindicales de Figueruelas no van a bajar la guardia y van a continuar presionando para que Magna cambie sus planes industriales para Opel. Una defensa que según el portavoz de UGT en la planta zaragozana "la tiene muy clara" el comité de empresa europeo, en el que él es el único representante español. Bona insistió en que no es momento para la huelga. Prueba de ello, dijo, es que ni la planta británica de Lutton y la belga de Amberes lo han hecho, "y salen también muy mal paradas" con las pretensiones del nuevo inversor.

 

José María Fernando, secretario general de la sección sindical de CC. OO., no quiso entrar a valorar los objetivos de CGT al convocar unos paros de forma independiente y fuera del comité. "Ellos tendrán que saber lo que hacen", dijo. Pero Fernando dejó claro que su sindicato va a seguir el camino acordado en el pleno del comité. "Si Magna no modifica su plan presentaremos un calendario de movilizaciones y lo llevaremos ante el comité para que sea lo más consensuado posible", explicó.

"Imagen de desunión"

Desde USO, José Antonio Gil fue muy claro. "Es un error", señaló el secretario general de la sección sindical en la planta de Figueruelas para referirse a la convocatoria de huelga. Gil reiteró, como el resto de los representantes sindicales, que USO "no va a hacer nada fuera del comité", por lo que fue contundente al explicar que "no vamos a amparar la huelga convocada por CGT". Matizó, sin embargo, que si este sindicato quiere presentar su propuesta de movilizaciones en el seno del órgano de representación "por supuesto que nosotros estaremos dispuestos a escucharle".

 

Para el portavoz de USO, la decisión de CGT solo viene a escenificar una imagen de desunión entre los sindicatos de Figueruelas. "Una imagen muy negativa, más tras el respaldo de los aragoneses en la manifestación del pasado domingo y más cuando estamos pidiendo unidad a la sociedad y los políticos para salvar la viabilidad de la planta", destacó.

 

En esa misma línea se expresó Rafael Díaz, de Acumagme, que rechazó cualquier decisión unilateral e insistió en que "tenemos que ir unidos" y recordó que sus decisiones las tomarán en el seno del comité.

El portavoz de OSTA, José Luis León, reconoció que "en nuestrop sindicato ni siquiera hemos hablado de la convocatoria de CGT", porque esta central también lo tiene claro. Debe ser en el seno del comité de empresa y de forma más consensuada posible donde se elabore un calendario de movilizaciones "incluso más amplio", explicó León.

Etiquetas