Despliega el menú
Economía
Suscríbete

PACTO DE TOLEDO

PSOE y PP llegan a un acuerdo para ampliar el periodo de cálculo de las pensiones

El Pacto de Toledo decide prolongar más allá de los actuales 15 años el plazo para calcular la prestación. La ampliación de la edad de jubilación (de 65 a 67), principal escollo.

La comisión del Pacto de Toledo que reforma el sistema público de pensiones alcanzó ayer un principio de acuerdo para ampliar el periodo de cálculo de las pensiones (ahora fijado en 15 años) y establecer un sistema "más equitativo" de contribución de los trabajadores. El pacto, que fue suscrito por PSOE, PP, CiU, PNV y Grupo Mixto, no avanza hasta dónde llegará esa ampliación, ni detalla si podría llegar incluso a abarcar toda la vida laboral del trabajador.

De esta forma lo anunció ayer el portavoz del PP en el Pacto de Toledo, Tomás Burgos, quien aseguró, minutos antes de reiniciarse la reunión, que comenzó por la mañana y se prolongó hasta bien entrada la tarde, que reconocer el esfuerzo contributivo de los trabajadores a lo largo de más años de su actividad laboral es "clave" en la reforma del sistema de la Seguridad Social.

No obstante, explicó que cualquier modificación se hará con un criterio gradual y que los elementos de solidaridad del sistema están garantizados, ya que seguirá habiendo una pensión máxima y una pensión mínima. Burgos también valoró que el documento de recomendaciones que firmen todos los grupos parlamentarios del Pacto de Toledo corrija el procedimiento de cálculo, que hasta ahora era "arbitrario" ya que "los primeros años valían más a efectos de pensión que los últimos, y no tenía ningún sentido cuando precisamente se discute favorecer la continuidad laboral".

En este sentido, recordó que más del 30% de los ciudadanos acceden a la jubilación anticipada desde el desempleo y casi un 11% lo hace desde el subsidio para mayores de 52 años, lo que supone una "lesión de derechos".

Este preacuerdo se produce cuando el grupo socialista ha remitido a la comisión una propuesta sobre la reforma de las pensiones en la que no se define si la edad de jubilación debería ampliarse hasta los 67 años.

Discrepancias

De hecho, la ampliación de la edad de jubilación se ha convertido en el principal escollo de la negociación, ya que algunos grupos vinculan la posibilidad de acuerdo a la retirada de la propuesta que presentó el Ejecutivo y que pretende elevar el límite de 65 a 67 años la edad de salida del mercado laboral.

La portavoz del PSOE en la Comisión del Pacto de Toledo, Isabel López i Chamosa, se negó a incluir una prohibición sobre la posibilidad de elevar la edad legal de jubilación en las recomendaciones que prepara la Comisión ante la reforma del sistema de pensiones. "Me niego a que se ponga que no se puede tocar (la edad de jubilación)", señaló López i Chamosa.

Por su parte, Burgos advirtió al PSOE que la reforma de las pensiones no puede "ampararse en la ambigüedad ni el oscurantismo" para acometer un aumento de la edad legal de jubilación, medida que los populares "siempre han descartado desde el principio". Ante esto, remarcó que el acuerdo parlamentario debe hacer una "referencia expresa" al mantenimiento de esta edad en 65 años.

La izquierda se descuelga

Por su parte, ERC, Izquierda Unida y el BNG expresaron su rechazo a la posibilidad de que la ampliación del periodo de cálculo de las pensiones se convierta en una de las recomendaciones del Pacto de Toledo. En una rueda de prensa conjunta, los portavoces de ERC, IU y el BNG en la Comisión rechazaron la propuesta y aseguraron que presentarán votos particulares si finalmente se incorpora la ampliación del periodo de cálculo como una de las recomendaciones del Pacto de Toledo. En concreto, el portavoz de IU, Gaspar Llamazares, ha considerado esta propuesta un recorte "muy importante" de derechos porque supondría una disminución de la pensión media a medio plazo.

Etiquetas