Despliega el menú
Economía

FINANZAS

Primera demanda contra una fusión 'fría'

Unió Obrera Balear ha sido el primer sindicato de cajas de ahorros en presentar una demanda para evitar que la entidad mallorquina Sa Nostra se integre en el SIP puesto en marcha por Caja Navarra y Caja Canarias.

Unió Obrera Balear (UOB), sindicato mayoritario en la caja de ahorros mallorquina Sa Nostra, ha sido el primero en España en materializar la amenaza lanzada desde las centrales sindicales de frenar por la vía judicial los SIP (Sistema Institucional de Protección), fórmula que también se conoce como fusión 'virtual' o 'fría'.

 

Según confirmaron ayer desde CIC (Confederación Intersindical de Cajas), donde está integrada la UOB, el sindicato de Sa Nostra habría presentado esta demanda para tratar de evitar que la entidad mallorquina se una al proyecto Banca Cívica, un SIP creado en principio por Caja Navarra y Caja Canarias, al que posteriormente se sumaron Caja Burgos y la propia Sa Nostra. La Unió Obrera Balear, al igual que el resto de organizaciones integradas en la CIC, se ha mostrado contraria a esta fórmula, que parece ser una de las preferidas para reordenar el sector de cajas de ahorros, permitiendo la unión de entidades financieras de diferentes comunidades.

 

Oposición al SIP

De hecho, en un comunicado hecho público ayer, la UOB reiteró su rechazo a este sistema porque supone, a juicio de la central sindical, la pérdida de la naturaleza jurídica de Sa Nostra, la pérdida de sus valores históricos, la apertura a una posible privatización y la pérdida total del control del Govern.

 

Esta postura y la presentación de la demanda judicial explicarían por qué Sa Nostra no participó la semana pasada en el reparto que las otras tres cajas hicieron de las participaciones accionariales que van a componer el grupo económico consolidado de Banca Cívica. En teoría, y según explicaron tras el encuentro, Sa Nostra entraría en el SIP en una segunda fase.

 

La Confederación Intersindical de Cajas ya avanzó hace un par de semanas, en Zaragoza, la posibilidad de recurrir por la vía judicial la creación de SIP. En aquella ocasión mantuvieron una reunión con representantes de Asipa(Asociación Sindical Independiente de Profesionales del Ahorro), el sindicato con representación en Caja Inmaculada (CAI), que está integrado en la CIC, y que también rechaza esta fórmula para la CAI.

 

El secretario general de Asipa en la CAI, Gonzalo Postigo, dijo ayer que su organización se mantiene a la expectativa de ver cómo evoluciona la demanda presentada en los juzgados de Mallorca y eludió avanzar si Asipa podría hacer lo mismo en Zaragoza. En su opinión, es prematuro hablar de acciones judiciales cuando aún se está pendiente del informe encargado por la caja de ahorros aragonesa a la consultora Deloitte para analizar cuál es la mejor opción de futuro.

Etiquetas