Despliega el menú
Economía
Suscríbete

UNIÓN EUROPEA

Portugal insiste en que no va a pedir un rescate "porque no lo necesita"

El Banco de Portugal echó un jarro de agua fría y dijo que este año el país volverá a entrar en recesión: su economía caerá el 1,3%.

Portugal se muestra decidido a resistir la presión de los mercados sin pedir ayuda externa y su primer ministro, José Sócrates, consideró ayer que la reducción del déficit en 2010 es una muestra de que el país cumple sus compromisos.

En medio de la campaña electoral para los comicios presidenciales del próximo día 23, que ha quedado opacada por la crisis de la deuda lusa, Sócrates reveló ayer que Portugal ha conseguido superar sus previsiones para reducir el déficit fiscal en dos puntos y en diciembre lo situó por debajo del 7,3%. El dirigente socialista descartó la posibilidad de un rescate financiero y dijo que los rumores en ese sentido solo sirven para perjudicar a su país y al euro y favorecen a los especuladores.

Pero el Banco de Portugal echó poco después un jarro de agua fría sobre el optimismo del primer ministro y anunció que el país volverá a entrar este año en recesión, su economía caerá el 1,3% y solo en 2012 habrá crecimiento y apenas del 0,6%.

Previsiones a la baja

El banco emisor revisó a la baja sus previsiones y anunció que la caída de la economía lusa se producirá por el impacto de las medidas de austeridad adoptadas por el Gobierno precisamente para reducir el déficit y calmar la presión de los mercados.

Sócrates, en una intervención ante la prensa, se mostró sin embargo muy orgulloso de los resultados de su política de ajustes y aseguró que Portugal no va a pedir ayuda "porque no la necesita" y seguirá financiándose en el mercado.

Los resultados preliminares del año que acaba de terminar "superan todas las expectativas" sobre la economía portuguesa, agregó al destacar que muy pocos países son capaces de bajar tanto el déficit y duplicar además las previsiones de crecimiento, que eran del 0,7% y se calculan, al cierre de 2010, en el 1,4%.

"Portugal hizo un esfuerzo y lo consiguió", subrayó Sócrates que se quejó, en alusión a la oposición conservadora, de quienes minusvaloran los logros del país y ayudan a los especuladores. Las críticas políticas de José Sócrates no fueron contestadas por el presidente de la República, Aníbal Cavaco Silva, figura histórica de la oposición conservadora, que se presenta a la reelección el día 23.

Etiquetas