Despliega el menú
Economía
Suscríbete

DESEMPLEO

Pipelife Hispania cerrará su planta de Zaragoza y despedirá a 104 trabajadores

En protesta, el comité ha convocado del 18 al 22 paros parciales de dos horas en cada turno y ha pedido la mediación de la DGA para buscar alternativas que eviten el cese de la actividad.

Concentración a las puertas de Pipelife Hispania, en Malpica, de algunos de sus trabajadores, ayer.
Pipelife Hispania cerrará su planta de Zaragoza y despedirá a 104 trabajadores
E. CASAS

La dirección de Pipelife Hispania S. A., fabricante de tuberías plásticas, ha comunicado a sus trabajadores el cese de la actividad industrial y comercial que venía desarrollando desde hace años en su planta de Malpica y el despido de 104 trabajadores. La causa, la inviabilidad económica ante la caída del mercado y las pérdidas de los últimos ejercicios.

“En 2007 las pérdidas fueron de 4,7 millones de euros; en 2008, de 3,5; en 2009, de 4,4, y hasta septiembre de este año, más de 3 millones. No se puede mantener esto más años”, explicó el abogado de la empresa, Arturo Acebal, que confirmó el cierre, que se producirá en mes y medio. Ayer se abrió el periodo de consultas de 30 días entre empresa y comité para negociar el ERE de extinción de toda la plantilla, salvo dos personas, el director general y director administrativo que se quedan para gestionar el proceso de cierre y, luego, la autoridad laboral tendrá siete días para emitir su dictamen.

Los trabajadores recibieron como un auténtico mazazo la noticia. “No nos lo esperábamos. Antes de la huelga, la empresa había comunicado su intención de presentar un ERE de suspensión de 60 días. Después lo retiraron y de la noche a la mañana han tomado esta decisión como si le hubieran visto las orejas al lobo. No lo entendemos”, afirmaba una trabajadora de 52 años, que lleva más de 27 en la empresa y que “ahora se ve en la calle y encima por cuatro duros”.

Concentración

La plantilla estaba ayer tan afectada al conocer el cerrojazo que se concentró a las puertas de la fábrica en Malpica para respaldar al comité de empresa, que a las 16 horas se reunió con la dirección para recoger por escrito toda la documentación sobre el cierre, anunciado verbalmente el día anterior.

“Somos las primeras víctimas de la reforma laboral. Pipelife Hispania cierra porque los accionistas han decidió que la planta no es rentable y han aprovechado la nueva ley para ahorrarse dinero”, criticó Ángel Bozal, portavoz del comité de empresa, que recordó que el cierre afectará a 104 empleos directos y 950 indirectos. Este último ERE de extinción supone la puntilla a los ajustes que la empresa viene aplicando en los dos últimos años. En febrero de 2008 hubo un ERE de extinción para 18 trabajadores. Posteriormente, en octubre de ese año se aplicó un ERE de suspensión de 14 días; en 2009 hubo otro de suspensión de 45 y el último, de febrero de 2010 y aplicado hasta julio, fue un tercero de suspensión de 20 días. “Ha habido un gran esfuerzo por parte de los trabajadores para mantener esto, pero ha sido remar para morir en la orilla. Ahora la empresa nos deja colgados”, se lamentaba el portavoz del comité. “Que cada uno haga la lectura que quiera, pero una semana antes de la huelga nos dijeron que iban a presentar otro ERE de suspensión de 60 días, el día de la huelga nos llamaron para que acudiésemos a una reunión urgente, la de este miércoles, en que nos anuncian el cierre. Es evidente que estaban esperando la reforma laboral”, dijo Pedro Centeno, de FIA- UGT Aragón.

Paros parciales una semana

En la reunión que ayer mantuvo el comité con el abogado de la empresa no se habló de indemnizaciones, sino de la necesidad de que el Gobierno de Aragón intervenga para buscar alternativas, como algún comprador, que eviten el cierre. Además, consideraron una “falta de respeto” que por parte de la empresa no acudiera nadie, “solo el abogado”, y pidieron que alguien de Pipelife Hispania se persone en la próxima reunión el día 15. Entre tanto, el comité ha convocado una semana de paros parciales de dos horas en cada turno, desde el 18 al 22 de octubre, y no descartan movilizaciones más duras en función de como avance la negociación. Además, el día 13 se _reunirán con el director de Trabajo, Antonio Alastrue.

“Puede haber otra salida que no sea el cierre para Pipelife Hispania, empresa que han estado dejando morir durante los últimos cuatro años”, denunció Centeno.

“No hay posibilidad de recolocar a los trabajadores. Hay accionistas de Pipelife Hispania que tienen otras actividades en España, pero nada similar a lo que se hace en Zaragoza”, subrayó Acebal, abogado de la empresa, que insistió en que la planta desaparece porque no tiene rentabilidad. “Entiendo que es un problema tremendo para los trabajadores”. Máxime cuando el 50% de la plantilla tiene más de 45 años. Sin embargo, no concretó si la empresa ofertará una indemnización de más de 20 días por año: “Depende de como vayan las negociaciones. No hay nada decidido al respecto”.

Etiquetas