Despliega el menú
Economía

EMPRESA

Pikolin refuerza su posición en Francia tras hacerse con el 100% de la empresa Cofel

La firma aragonesa compra a la belga Recticel su 50% y alcanza así el control total del fabricante de las marcas Bultex, Epeda y Merinos

El fabricante aragonés de productos del descanso Pikolin ha cerrado un acuerdo con la firma belga Recticel que le permitirá hacerse con el 100% de la empresa francesa Cofel, fabricante de las marcas Bultex, Espeda, Merinos, Lattoflex y Swissflex. La operación permitirá al grupo zaragozano de la familia Solans reforzar su presencia en el país vecino a través de una compañía de la que ya era propietaria del 50% y que cuenta ahí con una cuota de mercado del 25%.

 

Cofel fue creada en 2002 como una 'joint-venture' entre Pikolin y Recticel, fabricante belga de poliuretano. La empresa tiene cinco plantas de producción en Francia, 850 trabajadores y registró en 2008 una facturación de 150 millones de euros, tras producir 1,2 millones de colchones y 0,3 millones de somieres. "La sociedad ya la gestionaba Pikolin desde hace unos cinco o seis años y al ver la posibilidad de tener el 100% ha dado un paso adelante", apuntó ayer José María Mendizábal, director general de Pikolin, quien destacó la importancia de las sinergias que se afianzarán ahora entre la empresa francesa y el grupo español.

La oportunidad

Recticel, compañía belga que cotiza en bolsa y cuenta con más de 11.000 empleados, había mostrado su intención de abandonar su participación en Cofel para disminuir su nivel de endeudamiento. Esa situación hizo que Pikolin, según Mendizábal, decidiera adquirir el 50% que no tenía antes de que al accionariado de la empresa francesa entrara un socio desconocido. "Si siguen apareciendo oportunidades así, estaremos ahí", señaló el director del fabricante de colchones, quien sin embargo precisó que la situación en Francia es muy diferente a la de España, donde la firma se ha visto obligada a presentar un expediente de regulación de empleo (ERE) de hasta 38 días que ha empezado a aplicar ya. "La crisis en uno y otro país no tienen nada que ver, ahí no hay una caída en el consumo como la que se ha producido aquí", dijo.

 

Para Pikolin, la operación firmada con sus hasta ahora socios belgas tiene especial relavancia porque le permite afianzarse en un mercado -el del colchón- que Mendizábal define como "muy marquista". Bultex, Epeda y Merinos son, en ese sentido, nombres de sobra conocidos y eso viene bien a un grupo cuya presencia ya es llamativa en tres países: España, Portugal y Francia.

Apuesta a largo plazo

Recticel fabrica poliuretanos para diversos sectores, entre los que destacan el de la automoción o el aislamiento en la construcción, y su salida de la fabricación de colchones ha encajado bien con la "apuesta estratégica a largo plazo" de Pikolin.

 

En el marco de este objetivo, el grupo que preside Alfonso Solans confía en una recuperación económica para la que quiere estar preparado con una nuevas instalaciones en la Plataforma Logística de Zaragoza (Pla-Za), que contarán con 200.000 metros cuadrados, espacio que la firma necesitaba para conseguir mejoras en su productividad y eficiencia. Sobre este proyecto, Mendizábal apuntó que a día de hoy todo sigue igual, y que sus plazos siguen siendo los mismos (el traslado de su actual ubicación a la nueva, según se indicó el año pasado, se producirá a partir de 2011 o 2012).

Etiquetas