Despliega el menú
Economía

TRABAJO

Pikolin plantea al comité de empresa un recorte de entre 96 y 143 empleos

Ofrece un expediente de suspensión de 20 a 40 días para toda la plantilla sin complementar como alternativa al ERE de extinción que presentaría la próxima semana si no hay acuerdo.

Una caída de ventas de cerca del 30% -cuando en el sector del colchón ha sido del 35% desde que empezó la crisis en 2007-, así como la mejora de la productividad y la inversión en un nuevo almacén totalmente mecanizado fueron la razones que adujo ayer Pikolin para anunciar que le sobran 96 empleados en fábrica -9 de mano de obra indirecta y el resto directos- y hasta 143 si externaliza la gestión de la logística cuando se traslade a Plaza, previsiblemente en abril.

Según la dirección de la empresa, este excedente de personal podría evitarse, y así lo trasladó ayer al comité, acordando un expediente de suspensión de entre 20 y 40 días para toda la plantilla, en el que no se complementarían con ninguna cantidad los días de paro técnico, si bien en el anterior ERE suspensivo de 38 días, aplicado en 2009, se complementó al cien por cien la prestación por desempleo. «Ahora ni las circunstancias de la empresa ni del país son las mismas. Entonces estamos dispuestos a seguir aguantando, pero si el sacrificio lo hacemos entre todos», señalaron desde Pikolin, que confirmó que esta es la solución para evitar un ERE de extinción de entre 96 y 143 contratos que presentaría la próxima semana si viera inviable pactar un nuevo expediente suspensivo con los sindicatos. «El número de extinciones sería de un centenar, aunque todavía no podemos concretar si será de 96 o de 143. Eso depende de si decidimos externalizar el almacén, en el que ahora trabajan 77 personas o no. Aunque no se externalizase, sobrarían 30 empleados porque en la Plataforma Logística estará todo muy mecanizado».

Las mismas fuentes de la empresa insistieron en que lo que sea capaz de negociar el comité durante esta semana será «clave para adoptar una decisión u otra en cuanto al ajuste». «Plantean una cosa para llegar a la otra. Nos han dicho: tenemos dos opciones: o cortamos por lo sano sacando el excedente de plantilla o lo pagamos entre todos con un expediente suspensivo”, aclaró Ángel Tello, delegado sindical de CC. OO. en Pikolin, que recordó que «la empresa ha entrado en pérdidas: lleva muchos años pidiendo flexibilidad y como el comité se lo ha venido rechazando, pues ahora dicen que o es acordada o impuesta». No obstante, «aún reconociendo que las cosas están mal, se han pasado: han querido meter un poco de miedo», añadió.

«La cifra que nos han planteado de que sobran entre 96 y 143 personas nos parece muy exagerada. No es que no me la crea, pero la verdad es que hemos empezado el año con 10.000 unidades menos en stock que el año anterior y eso algo querrá decir», apuntó el presidente del comité de empresa, Juan Pérez, de OSTA, sindicato que recientemente ganó las elecciones al comité de Pikolin sacando nueve representantes frente a los ocho que logró CC. OO., los dos de UGT y otros dos independientes.

Que no haya despidos

Sin adelantar todavía cual va a ser la postura del comité dado que hoy se reunirá para acordarla, Pérez subrayó que no puede ser que sobre tanta gente dado que de 2007 a esta parte, la plantilla de Pikolin España se ha reducido en 244 trabajadores, es decir, un 19%, debido a «la salida de eventuales, a que la empresa incumplió el compromiso de convertir en indefinidos al centenar de fijos discontinuos después de 5 años de antigüedad y a que se retiró del convenio de 2007 una cláusula del convenio anterior que establecía la obligatoriedad de cubrir todas las plazas que quedaran vacantes por jubilaciones». Actualmente la plantilla de Pikolin España es de 1.037 empleados -si bien en la fábrica zaragozana trabajan alrededor de 800-, mientras que en 2007 era de 1.281. Tanto desde Comisiones Obreras como desde OSTA adelantaron que «no podemos permitir que se vaya ni un solo trabajador, por lo que habrá que repartir la carga entre todos».

 

Etiquetas