Despliega el menú
Economía
Suscríbete

PRENSA

"Y lo peor está por venir"

Zaragoza vuelve a ser tomada como botón de muestra por un medio de comunicación extranjero, en este caso la revista 'The Economist', para explicar los efectos de la crisis en el mercado laboral español.

Portada del último número de la revista 'The Economist'
"Y lo peor está por venir"
HA

En pocos lugares la debacle social que produce la recesión se percibe de modo tan dramático", apunta en un artículo sobre España la publicación especializada ‘The Economist’, que utiliza a Zaragoza como ejemplo de cómo se vive la crisis económica en este país. Publicado en el último número de la revista, el texto -no firmado- comienza hablando de la manifestación en defensa del empleo celebrada en la capital aragonesa el pasado día 18 y, tras hacer referencia a lo mal que están las cosas aquí después de la Expo y como consecuencia del ‘crash’ del sector del automóvil, señala que el impacto social más acusado vendrá "después del verano". El trabajo se titula ‘Y lo peor está por venir’, con el antetítulo de ‘Los nuevos desempleados de España’.

Como ciudad media que es, Zaragoza suele ser utilizada como banco de pruebas antes de poner en marcha cualquier tipo de negocio. Las cadenas de franquicia suelen comprobar aquí si sus productos o servicios tendrán después éxito en otras ciudades del país. Entidades financieras hacen lo mismo. Quizás esto también atraiga a periodistas de fuera que, en su empeño en ser muy fieles a la realidad de toda una nación, vienen a hacer su trabajo de calle a nuestros escenarios. Para británicos y americanos, además, la presencia de una planta automovilística de General Motors -nombre de sobra conocido por sus lectores- sirve como imán, al que en fechas recientes se sumó la celebración de la Exposición Internacional de 2008. Así lo puso de manifiesto hace muy poco tiempo el ‘New York Times’ (en Europa, el ‘Herald Tribune’) y ahora la británica ‘The Economist’.

La manifestación del día 18

"Si esto no se apaña, ¡caña, caña, caña!", se coreó en la manifestación sindical del pasado día 18 en Zaragoza. ‘The Economist’ se hace eco de ese grito de ‘guerra’ -tan habitual en protestas de trabajadores aquí, por otro lado- con una traducción que en inglés pierde fuerza: "If this isn’t fixed, strike!, strike!, strike!". Dado que la lengua de Shakespeare no es tan precisa y rica en matices como la de Cervantes, las misma palabras pueden significar: "Si esto no se arregla, ¡huelga, huelga, huelga!", que seguramente será el mensaje que llegará a los lectores.

El artículo recoge que Zaragoza, "un sitio que en 2008 estuvo en el candelero con una Expo internacional, hoy es una de las ciudades con más problemas de España", afirmación que se apoya en una declaración realizada por el secretario general de Comisiones Obreras en Aragón, Julián Buey, reelegido en el cargo el pasado viernes. En referencia a Aragón, el sindicalista dice que "ahora estamos entre las regiones que destruyen empleo con más rapidez, y esto ocurre porque creamos puestos de trabajo de baja cualificación en la construcción y no invertimos en tecnología".

El fin de la muestra internacional y la caída de la actividad en el sector de la automoción, añade ‘The Economist, "han empeorado las cosas". "El Gobierno de Aragón, desesperado por salvar a la factoría de General Motors y a sus proveedores, ha ofrecido a GM un aval de 200 millones de euros (260 millones de dólares)", apunta antes de recordar que la caída de ventas de coches en España fue de casi el 30% en 2008.

La revista británica se refiere también a dos colectivos que están sufriendo particularmente los efectos de la crisis económica, los inigrantes y los jóvenes, "muchos de los nuevos trabajadores con los que cuenta Aragón". El artículo destaca cómo 5 millones de extranjeros han llegado en los últimos años a España en la última década y que las ayudas que les ofrecen para volver a sus países no están teniendo éxito. Muchos jóvenes abandonaron las aulas porque había mucho empleo disponibles, dice -recoge el texto- el señor Buey (en referencia al dirigente de CC. OO.). "Ahora, estos jóvenes no tienen ni empleo ni formación", añade.

‘The Economist’ publica este artículo sobre el desempleo en España después de un largo informe de 14 páginas que salió a la calle en noviembre pasado y que se titulaba: "Spain, the party’s over" (España, la fiesta se ha acabado).

Etiquetas